Agenda

Deshaciendo maletas CYLCON

#deshaciendomaletasCYLCON

Parece que hace eones desde aquellos días en el que comenzamos nuestro singladura por el periodo estival, dispuestos a disfrutar o sufrir, depende de cada uno y sus circunstancias, pero siempre ilusionados por salir de la rutina.

Y así, casi sin darnos cuenta, empieza a sonar en nuestra cabeza el Duo Dinámico, recordándonos inmisericordes que el final del verano ya ha llegado, que comenzamos septiembre y que tenemos que volver a la normalidad, si es que nuestras vidas se pueden definir como normales. Porque lo normal sería correr descalzos por la comarca, dar un paseo espacial viendo las lunas de Orión o recorrer un castillo encantando en busca de alguno de sus inquilinos más adorables. ¿Es o no es?

Bueno, como habréis podido apreciar este verano hemos estado algo vaguetes, y es que nos hemos tomado muy en serio lo de relajarnos y eso. Tanto es así, que el planeta Cylcon nos ha parecido lo más prudente tomarnos con calma la vuelta y dedicar el mes de septiembre a deshacer maletas, poco a poco, como los buzos con lo de la descompresión.

Retomaremos nuestros espacios fijos como tertulia, visto y leído y recomendaciones. Y daremos otra oportunidad a todo ese material que se quedó en el cajón por pereza o por que no se ajustaba a ninguno de los temas propuestos en meses anteriores.

Iremos actualizando la programación prevista según vayan entrando cosas y no nos cansaremos de proponernos que visites y reviséis entradas anteriores que aun no halláis leído,  así como de seguirnos en redes sociales.

  • Sábado 18 de septiembre: «TerCYL: sacando sillas al fresco».
  • Miércoles 22 de septiembre: «Muñecos», un relato de Marco Granado.
  • Sábado 25 de septiembre: «Lo que nuestr@s soci@s han LEIDO/VISTO/JUGADO en verano (I)», recopilado por José Luis González.
  • Lunes 27 de septiembre: «Lo que nuestr@s soci@s han LEIDO/VISTO/JUGADO en verano (II)», recopilado por José Luis González.
  • Jueves 30 de septiembre: «Deshaciendo maletas cylconitas», recomendaciones de nuestros soci@s de libros, cine, series, música, etc.

Un saludo y buena vuelta.

Visto/leído

Lo que nuestr@s soci@s han VISTO en verano, recopilado por José Luis González

Hola, chicos. Estoy de vuelta, aquí, en lo AUDIOVISUAL.

Veréis, por pinchar un poco, que este mes en CYLCON ha tocado tertulia de “sillas al fresco”, aunque un gran admirador –por qué no- de lo audiovisual como yo diría “de la vieja del visillo”.

Digamos, por ejemplo, y por seguir la actualidad más fresca: DUNE. Los libros son densos, gordos, pesados…. Pero cuentan una historia. Una ambiciosa y global: En ella entran política, religión, ecología, tecnología…. Y personajes sufriendo y amando y… Lo tiene todo, le falta todo, según las ganas que tengamos de estar por encima de la creación de Herbert o por debajo de ella. Para mí son una maravilla y una pesadez al mismo tiempo. Amo más a unos que a otros de los XX libros (no quiero mirar los que son, disculparme). Y como consecuencia de ello amo también y odio la interpretación de Lynch en su peli. Y amaré y odiaré la de Villeneuve (o “las de” si se logran). Y a partir de aquí podría llenar páginas y páginas contándoos mis filias y mis fobias, que las tengo. Solo me permitiré –no me aguanto las ganas- de señalar la actuación “tan macarra” de nuestro querido Capitán Picard haciendo de bardo (¿Gurney?) en la peli de Linch…

Lo mismo del párrafo anterior se puede aplicar a LIBROS como El Señor de Los Anillos, o las docenas de interpretaciones fílmicas de narradores tan buenos (por su aparente sencillez de escritura) como Asimov y el rey King, ¡que déjales aparte, eh!

Esto es lo que han visto y jugado nuestros socios. Así, sin anestesia ni nada os lo brindamos.

Beatriz Alcaná: «Para empezar, aprovechando que la vacuna me dejó en cama dos días, aproveché para marcarme un mini ciclo de pelis sobre licántropos:

– Un hombre lobo americano en Londres (1981), disponible en Filmin.

– En compañía de lobos (1984), disponible en Filmin.

El hombre lobo (2010), no recuerdo dónde la vi, pero ahora mismo no está en Netflix, ni en Prime, ni en Filmin, así que… cofg, gnula, cogf…

Howl (2015), en Filmin.

La única que no me gustó fue Howl, que es flojilla. Aun así, entretiene.

También he visto recientemente una comedia gore neozelandesa:

Deathgasm (2015), en Filmin.

Si te gusta el metal y el gore neozelandés tipo Bad Taste y Ovejas asesinas, tienes que verla.

En juegos, sentimientos encontrados con Song of Horror, un survival horror español que ha salido para PS4 después de llevar ya un año disponible en PC. El juego está muy bien, pero por desgracia lo han lanzado al mercado plagadito de bugs, así que no puedo recomendarlo hasta que no saquen parches que lo solucionen. Una lástima porque podría haber sido una verdadera joyita en la línea de los antiguos Silent Hill y Alone in the Dark».

Kate Lynnon: «Te envío el resumen de lo que he estado viendo este verano. No he hecho collage porque no me gusta nunca cómo me quedan, pero te envío las imágenes de todo lo que nombro y los comentarios. No te voy a enviar el “Leído este verano” porque tengo poco que decir (he estado pasando por un cierto bloqueo lector) y porque, como verás por la longitud de este e-mail, con las series y películas ya tengo un buen testamento.

PELÍCULAS

Trilogía Fear Street (Netflix): Ya hablé de ella en la tertulia. Basada en los libros de R. L. Stine (también conocido como el Stephen King de la literatura infantil y juvenil), esta historia de maldiciones y rituales satánicos me ha traído unas cuantas horas de entretenimiento.

Coherence (Amazon): No sé bien si considerarla ciencia-ficción o terror, ya que esta película de menos de hora y media te sume en un estado de paranoia absoluta y hace que te preguntes constantemente qué demonios está pasando. Todo empieza con una inocente cena entre amigos y un apagón, pero las situaciones se vuelven más extrañas por momentos. Al parecer, la culpa de todo la tiene cierto cometa…

Into the Spiderverse (Amazon): No es la típica historia de Spiderman que todo el mundo conoce, y no solo por el toque hip-hop, sino porque conocemos a un grupo de “gente araña” de diferentes universos paralelos, todos ellos encantadores a su manera. Además, la animación es preciosa.

Luca (Disney +): Otra de esas adorables creaciones de Pixar (aunque con menos drama del que acostumbran), esta vez ambientada en la costa italiana de los años 60. Y me da igual lo que digan sus creadores: es muy gay. Silenzio, Bruno! 

Otra vuelta de tuerca (Amazon): Si habéis visto La maldición de Bly Manor, no necesitáis verla, pues es la misma historia, pero sin extras, y no es mucho más fiel a la novelette original.

Vivo (Netflix): Supongo que se puede incluir aquí porque lo de los animalitos antropomorfizados cuenta como fantasía, ¿no? Su protagonista es un kinkajú con un gran talento para la música que se embarca en una aventura para cumplir la última voluntad de su mejor amigo. Es una historia sumamente tierna (y de las que te hacen soltar alguna lagrimilla) con canciones muy pegadizas.

SERIES

Altered Carbon (Netflix): Como dije en la tertulia, ¡qué pena que no aprovechasen más la premisa de la inmortalidad y el transhumanismo! Al final, se queda en la típica serie de peleas, persecuciones y explosiones. Lo único que me gustó fue la trama de los dos hermanos en la primera temporada y el personaje de Poe.

La maldición de Bly Manor (Netflix): Aunque todo el mundo diga que no es tan terrorífica como Hill House, yo lo pasé bastante mal con algunas escenas. Me encantó, pero reconozco que, al estar basada en varias obras de Henry James, no está todo tan bien ligado como en su predecesora.

Desencanto (Netflix): Algo lleno de clichés de fantasía y humor gamberro no podía ser una mala apuesta. En ocasiones se pasan con el humor negro o escatológico, pero las risas están aseguradas.

Loki (Disney +): Más universos paralelos, líneas temporales, apocalipsis y otras locuras. En realidad, la trama tiene poco que ver con el propio Loki, pero es emocionante. Y toda excusa para ver a Tom Hiddleston en acción es buena.

Wandavision (Disney +): Aunque no soy la mayor fan de Marvel (cualquiera lo diría viendo esta lista, ¿eh?), tenía mucho interés en esta serie por los temas que me habían dicho que trataba y porque era como una especie de sitcom familiar con elementos fantásticos a lo largo de distintas épocas. Además, como fanática de las referencias a la cultura popular, una serie que contiene tantísimos homenajes a la televisión de décadas pasadas estaba hecha para gustarme.

The Frankenstein Chronicles (Netflix): Si os gusta el misterio, la Inglaterra del siglo XIX y los guiños a la literatura de la época, tenéis que verla. Además, el encargado de investigar las desapariciones de niños y la aparición de cadáveres mutilados y vueltos a coser es nada más y nada menos que Sean Bean.

Pido perdón por el rollo que he soltado, pero a la vez espero que lo disfrutes».

Alex González: «Apartado televisión, poco. Pero se pueden destacar algunos capítulos de Solos (David Weil, 2021). Con técnicas cercanas al monólogo teatral, algunas de las historias salen impulsadas con fuerza gracias a su intérprete, y otras se hunden casi en el ridículo. Aun así, capítulos cortos, merece la pena por escapar de las grandilocuentes superproducciones.

Y hablando de superproducciones, dos ejemplos antagónicos. La pretenciosa La guerra del mañana (Chris McKay, 2021), irrelevante y previsible, cuyo visionado podéis aplazar tanto como gustéis. Y Boss Level (Joe Carnahan, 2021), que se podría etiquetar casi igual, pero añadiendo que es divertida y francamente desenfada, nada pretenciosa. Para pasar un buen rato».

Sí, agosto ha sido duro (“parte dos”).

Peña Cid: «Ains el verano con su tiempo libre y su buen tiempo. No he podido ver mucha pantalla porque me he dedicado a procrastinar de forma infructuosa durante la mayoría del tiempo, y a tomar cervezas y torreznos cuando la pereza me dejaba.

Aun así saqué tiempo para ver la por muchos idolatrada película Midsomar. Mi opinión es que no es terror, es lenta y larga. Una película llena de Heidis floridas con cuatro frames de casquería y una trama previsible, para mi gusto. Siento haberla visto, podía haber estado aprovechando el tiempo para tocar la bandurria.

También he tenido de ver historias más clásicas que no había visto aún, como el Proyecto de la Bruja de Blair. En este caso la peli me ha dado más miedo que la anterior y si la ponemos en el contexto y con las circunstancias que salió en su momento, creo que es una obra muy acertada en tiempo y forma, una peli que cumplió su objetivo y por eso es un clásico del género.

En cuanto al cine patrio he visionado la película de 1993 La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos. ¿Qué puedo decir de esta cinta, rodada en una semana, con un presupuesto de risa y unos fichajes excepcionales como protagonistas? Que la veáis si os gusta el género terror/risa. Que no la veáis si valoráis vuestro tiempo. No pienso calificarla».

Jorge Pérez: «Para pasar los calores veraniegos, ¿qué mejor que sesiones de cine ligeritas? La superproducción de Godzilla vs Kong y el remake de Mortal Kombat, aunque entretenidas, me dejaron con la sensación de que se quedaban a medias en todo lo que podían ofrecer. Ejercito de los muertos (zombis) y La guerra del mañana (aliens), en cambio, si me parecieron muy disfrutables, a pesar de algunas malas críticas que circulan por ahí. Viuda negra mantiene el nivel de todo el UCM. También me he divertido con la mezcla de terror slasher y humor negro que proponen las dos películas de The Babysitter (con puntos muy ridículos) y Este cuerpo me sienta de muerte (también conocida como Freaky, una vuelta de tuerca retorcida de Ponte en mi lugar). Siguiendo con el miedo, he disfrutado de La calle del terror, una sola historia dividida en tres películas, cada una ambientada en una época diferente y con tonos muy distintos. De animación, me gustó bastante Raya y el último dragón, y también he visto Cazadores de Trolls: el despertar de los Titanes, el cierre a la trilogía de series Cuentos de Arcadia. Otro de mis descubrimientos ha sido las dos películas live-action de Assassination Classroom, que logran comprimir en unas pocas horas las dos temporadas protagonizadas por esa divertida criatura llamada Koro-Sensei. Para finalizar, hice un maratón (de 8 etapas) con la saga Harry Potter.

En cuanto a series, las películas live-action me obligaron a re visionar Assassination Classroom en su versión anime, y la disfruté tanto como la primera vez. Love, Death & Robots, me supo a poco, creo que no alcanza el nivel de la primera temporada. Loki, salvo algunos detalles de su desarrollo, me parece una gran serie que puede dar para mucho. Y por último, he seguido con la carrera de fondo que supone Sobrenatural, de la que ya he terminado la temporada 12».

Marco Granado: «Titans (Netflix). Totalmente prescindible. Sale Robin (sí, el de Batman), interpretado por un tipo que hace parecer a Imanol Arias como salido de la Juilliard School. El resto del elenco no desentona, para no dejar en feo al líder o porque no saben. Los efectos especiales son excelentes, eso sí. El guión podría haber sido escrito por Imanol Arias en los descansos del rodaje de la trigésimo sexta temporada de Cuéntame.

Preacher. Me faltaba la 4ª temporada (y final) de esta serie iconoclasta, violenta y de humor negro y cruel, y Amazon la ha puesto en catálogo. Además, sale Joseph Gilgun, un actorazo de los que se comen la pantalla (y que probablemente se suicidaría antes que salir en Titans). Un gran final para las aventuras de Jesse, Tulip y Cass. Filmaffinity le da un 6,8. Muy recomendable, si te va el rollo apocalíptico y no eres demasiado talibán.

Escuadrón suicida 2. Nada que ver con la primera. Tiene unas escenas de acción cojonudas y un guión y unos personajes absolutamente delirantes. Divertidísima. No recomendable para ir con niños, sea cuál sea su edad.

Sombra y hueso (Netflix). Visualmente excelente, y con un planteamiento de escenario interesante. La pena son los personajes (demasiado trillados, hasta en sus presuntas aristas) y los actores (el único que me gusta de los protagonistas es Ben Barnes, y tampoco es que tire cohetes cuando sale. Bueno, Archie Renaux también tiene un pase). ¿Mejorará con las presumibles temporadas, o será como el escorpión que se cargó a la rana? ».

Manuel Linares y Yolanda Fernández: «Aunque el verano haya sido largo, la verdad es que visto así en conjunto tampoco nos ha dado para mucho y en ocasiones no elegimos bien el contenido.

Love, Death and Robots, hemos vuelto a ver la primera temporada y la verdad es que aparte de los comentarios y las reacciones de David, que la veía por primera vez, ha sido interesante ver como algunos capítulos que en su momento no nos llamaron la atención ahora han sido de los favoritos.

Black Summer, la diferencia con otras series de zombis es la forma en la que presenta las historias de los protagonistas con saltos en el tiempo lo que, aunque provoca un desorden narrativo, hace que te enganche para seguir adelante. Eso sí, la primera temporada mucho muertecito corriendo que se las pela y en la segunda priman más dinámicas poco afectivas entre supervivientes.

Ghost in the Shell, ya habíamos visto la original de animación y decidimos darle una oportunidad al remake de 2.017. Aunque la historia queda más clara, las ambientaciones en general dejan mucho que desear.

Cielo rojo sangre, la verdad es que a priori la mezcla de géneros que propone es un tanto extraña el resultado es que los terroristas aéreos maridan a la perfección con chupasangres rabiosos.

Preacher,  una de las series más irreverente, sorprendente y divertida que hemos visto, sobre todo en las primeras temporadas.

Estas son las películas y series que nos han gustado y no hemos dejado de ellas ni los rabos. Sin embardo, Motherland for Salem fuimos incapaces de pasar del tercer o cuarto episodio, no le veíamos el chiste a lo del ejército de brujas».

Yolanda Fernández: «En mis elecciones para mi consumo privado también ha habido de todo:

Cooties, vale que sea una comedia que intenta satirizar las películas de zombis y elige una panda de profesores a cuál más peculiar para luchar contra los angelitos de sus alumnos convertidos en monstruos caníbales sedientos de sangre, pero es que es mala con avaricia.

Feliz día de tu muerte, es entretenida y sin pretensiones, ideal para dejar un rato en barbecho el cerebro. La prota sufre un peculiar día de la marmota en el que día tras día vuelve a la vida después de ser asesinada una y otra vez.

3 días,  agobiante historia pre apocalíptica. Esta vez no hay aguerridos héroes que paren los meteoritos que van a destruir el planeta, ni estamos en Nueva York o similar. La acción se desarrolla en un polvoriento pueblo de España en los años 80, con solo tres días por delante para disfrutar de lo que queda de vida. Solo roza el género por lo de los meteoritos, pero a mí me ha gustado

Este verano me he enganchado a Historias de RNE: Juan José Plans, en Ivoox. Además de las radio ficciones de obras clásicas, incluyen comentarios de acerca del autor y de otras obras. El programa ha envejecido también, que solo te das cuenta de que es antiguo cuando hacen referencia a las efemérides de los autores comentados.».

David Linares: «My Hero Academia: (Serie) En un mundo futurista, un 80% de la población es dotada con unos poderes llamados “Quirks” o “Dones”. De ahí surgen tanto héroes como villanos. Esta es la historia de Izuku Midoriya, un joven que desea convertirse en un héroe, pero no tiene ningún Quirk. Aun así, él no se rendirá tras haber conocido a All Might, un mítico héroe que le ayudará a entrar a la academia UA, la mejor academia del país, donde vivirá incontables aventuras con el resto de sus compañeros».

Tambien he estado jugando a Hollow Knight: El mundo de Hallownest . Es un lugar muy bello, pero demasiado enigmático y onírico. Acompaña al protagonista anónimo en una trepidante aventura en la que se recorre todos los rincones del mundo subterráneo de Hallownest, derrotando a espeluznantes enemigos y desenvolviendo la historia que guardan las tierras que pisa en un metroidvania dibujado a mano».

Yolanda López: «Rebuscando en Prime en los últimos puestos de las cintas de sugerencias vais a encontrar cosas tan maravillosamente absurdas como Benny loves you y Las ovejas asesinas. De Rastro de sangre solo os puedo decir que para el desmedido metraje en el que hay un solo zombi, qué pesado, el muchacho. El zombi más plasta del mundo. De entre las películas de bien, no como las cosas raras anteriores, me ha parecido bastante aceptable It Follows. Terror digno, que le llamo yo: da el miedo que tiene que dar y los sustos que tiene que dar cuando hay que darlos, sin grandes pretensiones de nada más porque para qué, a ver si te sale un ariaster… También me han parecido interesantes las propuestas de Await futher instructions y Siete hermanas, donde además es bastante sorprendente el trabajo interpretativo de Naomi Rapace al cargo de las siete hermanas a las que alude el título».

Marta Rodríguez: « Había intentado ver El colapso (L’effondrement) durante el curso como parte de mis deberes de francés, pero desistí al segundo capítulo. En verano lo volví a intentar en versión doblada y me gustó mucho. porque yo nunca tengo suficiente dosis de apocalipsis. Son episodios independientes y muy diferentes entre sí, de los que mi favorito es el de La gasolinera, el que me resultó más impactante La central nuclear y el más triste La residencia.

Seguimos con Katla, serie islandesa en la que, un año después de la erupción del volcán del mismo nombre, comienzan a aparecer “dobles” de la gente del pueblo cubiertos de ceniza. Me la habían recomendado como una serie “pausada, pero que no se te hace lenta” y es tal cual. Reflexiva y a veces dolorosa, yo la resumiría con un “en todas partes cuecen habas”, porque cada familia que recibe a su doble tiene un drama más o menos escondido al que hacer frente con la reaparición. Va de menos a más, siendo lo mejor su capítulo final.

Terminé la ración cifi-fantástica con El niño ciervo (Sweet Tooth), porque como ya he dicho, me pirra un apocalipsis bien hecho. Es una adaptación de un comic, pero como ese no es mi negociado no sé si le hace o no justicia. Lo que sí puedo decir es que la serie es visualmente preciosa, que los híbridos son adorables y que las relaciones con quienes les ayudan son tiernas y emocionantes. Me dejó el corazón calentito».

 

José Luis González: «No voy a incluir fotos aquí, que ya está muy cargado el Visto de este verano. Y os voy a contar a vuelapluma (estoy en el minuto vago, disculpas) los que he visto: ¡De todo!. Sí que es cierto que he ocupado mucho tiempo en revisar STARGATE (la serie), y el Mandaloriano, y capítulos de las diferentes STAR TREK. Algo de STAR WARS y Perdidos en el espacio (la nueva. De la original tengo alguna cinta en VHS en ingles que también…) Y hace tiempo, que no se si os lo conté, me vi todo el maratón de pelis de Marvel, según un orden cualquiera que encontré en internet. Y la serie esa de Love, Death and Robots… En realidad empezaba a verlas, pero terminaba dormido y agotado…¡Menudo tipo, eh!».

Todo aquello que vemos dibujado, o filmado en pantalla, o escuchado, o en un videojuego, nos es dado tal cual. No tenemos que “visualizar” en nuestra mente nada del paisaje, nada del vestuario, nada de la gestualidad de nuestros protagonistas. Y si la historia está hábilmente contada no necesitamos ni molestarnos en profundizar: el personaje nos es dado ya. ¿Qué nos queda entonces?. Bien, podemos –y debemos- contraponer nuestras sensaciones a lo que estamos viendo. Es la manera de asimilar paisajes azules, personajes con tres ojos, grandes e imposibles peleas: hacemos un ejercicio de contrastes (que no hacemos al leer, donde vamos creando nuestros paisajes a medida que leemos) que es, en definitiva, lo que nos atrae de esos medios tan rápidos y directos. El cine, lo audio visual, es lo que nos da. Que no es poco.

 

Visto/leído

Lo que nuestr@s soci@s han LEÍDO en verano, recopilado por José Luis González

Los libros son para el verano….

Nada más cierto. El verano, las vacaciones, época propicia por la cantidad de tiempo libre que nos deja, para leer.

Eso era antes, claro. Hoy leemos poco, en proporción a lo que vemos (mirad la sección de “lo más visto”). Y además queremos leer con la inmediatez a la que estamos acostumbrados en la gran pantalla: Ya somos incapaces de “visualizar” un paisaje literario. Nos aburren las descripciones esforzadas por hacernos imaginar ese entorno mágico en el que se desenvuelve el personaje, acostumbrados como estamos a ver el bosque azul de hojas puntiagudas que sale de fondo en la peli de moda… Sigue leyendo “Lo que nuestr@s soci@s han LEÍDO en verano, recopilado por José Luis González”

Nuestros socios escriben

Muñecos, un relato de Marco Granado

El director puso cara de estar chupando un bombón de limón relleno de mierda. Por encima de su cabeza giraba un holograma de la residencia «Crepúsculo dorado». De vez en cuando la imagen tridimensional se centraba, como si hubiera un zoom, en una escena concreta. La de ahora mostraba a un enfermero joven y una sonrisa de oreja a oreja que cambiaba la ropa interior superabsorbente a una anciana con una sonrisa aún más grande. Sigue leyendo “Muñecos, un relato de Marco Granado”

Nuestras tertulias

TerCYL: Las sillas al fresco

#deshaciendomaletasCYLCON

Ha caído el sol y hemos dado el paseíllo después de cenar. Sacamos las sillas frente a la puerta de casa para disfrutar de la brisa nocturna del verano. Y así, con nuestro corrillo preparado, comenzamos a repartir, a hacer trajes, a no dejar títere con cabeza, a… Bueno, ya te haces una idea. En esta tertulia hablaremos de esas grandes obras que nos parecen un mierdón  sobrevalorado que no son para tanto, del terror que da risa, de la ciencia ficción que traspasa los límites de la ridiculez, de la fantasía que más que despertar la imaginación produce sueño. Desde las obras que vienen a renovar el género hasta autores consagrados (ni Tolkien ni King se libran) pasando por la serie B y Z hablaremos sin tapujos de lo que no nos gusta, pero también de nuestros placeres culpables. No te lo tomes a mal, solo es nuestra opinión. 😉 Sigue leyendo “TerCYL: Las sillas al fresco”