No solo libros

MUÑECA RUSA: el día de la marmota crece en Netflix

Artículo de Manuel J. Linares

En esta ocasión me gustaría recomendaros la serie Muñeca rusa, producción propia de Netflix estrenada en 2019 y que consta (de momento) de una única temporada de ocho episodios de veinticinco minutos aproximadamente.

El arranque argumental es directo y perturbador. Nadia Vulvokov es una neoyorkina de treinta y seis años que en la noche de su cumpleaños muere de manera inesperada… regresando instantáneamente a la vida recordando perfectamente el hecho de que acaba de fallecer. No será la única vez. De hecho muere y muere repetidamente, retornando siempre al mismo punto inicial del bucle. Todo se reinicia con Nadia contemplando, entre frustrada y sorprendida, su imagen en el espejo del cuarto de baño durante su fiesta de cumpleaños.

Este planteamiento inicial nos podría hacer pensar que estamos ante una simple revisión de Atrapados en el tiempo (1993), pero ya desde los primeros instantes la serie se revela como una comedia mucho más oscura, ácida y adulta que la película protagonizada por Bill Murray.

Pudiera ser que el motivo de esta situación sea que Nadia ha quedado presa en una brecha dentro de una intrincada interrelación entre universos y realidades paralelas de la cual no puede escapar. Lo cierto es que la serie no desvela el motivo o la plausibilidad científica de lo que le pasa a Nadia. Simplemente ocurre.

La serie se plantea entonces como un viaje de descubrimiento interno y externo de la protagonista, intentando entender los motivos de esta insólita situación, pero sobre todo buscando cómo escapar de la misma.

Nadia, magníficamente interpretada por Natasha Lyonne (Orange is the new black), se revela como un personaje fascinante: a veces borde, a veces encantadora, decididamente frívola y cínica, siempre dispuesta a vivir la vida a grandes sorbos y a probarlo todo.

Acompañan a nuestra heroína en su misión una abigarrada colección de personajes que conforman lo más selecto de la sociedad neoyorkina: amig@s guays, vagabundos, compañeros de trabajo, amantes, camellos, rabinos…, interaccionando y exhibiendo sin ningún pudor sus diversas y siempre neuróticas formas de vivir la vida.

La búsqueda de un sentido cósmico a esta loca realidad conduce a numerosas situaciones divertidas y disparatadas, entre flashbacks de la vida de Nadia que van trufando la línea argumental de imágenes de su pasado lejano y no tan lejano, ayudándonos a entender al personaje actual y proporcionando pistas, a veces claras y a veces no tanto, que ayudan a la protagonista a orientarse y avanzar en este ejercicio continuo de prueba y error en el que se ha convertido su existencia.

A lo largo de este tour de force Nadia debe aprender a vivir según las normas de un personaje de videojuego: avanzo y exploro, tomo una decisión errónea, me muero o me matan, vuelvo a la pantalla de inicio. Una suerte de elige tu aventura o Bandsnatch que acaba indefectiblemente en una muerte segura a poco que la protagonista meta la pata y que justifica en tono de comedia la creciente frustración de Nadia cada vez que vuelve a morir según avanza la serie y se acerca al desenlace.

“Mierda, me he muerto otra vez…”

Muñeca rusa es en definitiva una divertida, original e interesante mezcla de comedia, drama, thriller y ciencia ficción. No dejéis de verla.

Nota final. En el link de aquí abajo podréis encontrar varias teorías que intentan explicar científicamente todo este jaleo de mil demonios. Y es que siempre ha habido gente con mucho tiempo libre… Por cierto, cuidadín que incluye spoilers: 

https://www.bbc.com/mundo/noticias-47380029

Anuncios