Nuestros socios escriben

La esfera luminosa, Cixin Liu

Reseña de Marco Granado.

TÍTULO ORIGINAL: 球状闪电

IDIOMA ORIGINAL: Chino

EDICIÓN ORIGINAL: 2004.

EDICIÓN EN ESPAÑOL: Nova (2019) 463 páginas.

TRADUCTOR: Javier Altayó (traducción del original en chino)

PREMIOS Y MENCIONES: Goodreads Choice Award Nominee for Science Fiction (2018)

OTROS LIBROS RELACIONADOS: Trilogía de los tres cuerpos.

  • El problema de los tres cuerpos
  • El bosque oscuro
  • El fin de la muerte

Como cuenta el autor en el Posfacio, cuando escribió La esfera luminosa ya había prácticamente acabado la más conocida Trilogía de los Tres Cuerpos. No he leído aún la trilogía y no puedo comparar, pero Liu se refiere a la Esfera como una precuela de esta, por razones que no conviene desvelar.

El libro está estructurado en tres partes, a partir de la obsesión del protagonista (cuyo papel se diluye a lo largo de la narración) en el estudio de las esferas luminosas que acaban con la vida de sus padres siendo él niño. No es ningún spoiler, lo anterior figura en la contraportada y se narra en un breve prefacio. Las dos primeras partes están centradas en el estudio científico de las esferas, con un planteamiento muy cercano a la ciencia ficción hard. De la tercera, solo se puede decir que se aparta del planteamiento anterior y ofrece alguna sorpresa interesante.

Por otras lecturas de autores chinos, la Esfera mantiene un cierto tono característico que puede chocarnos a los occidentales. Frases como «su actitud de entereza lo hacía parecer indestructible» no son frecuentes en nuestra literatura. Incluso en algunos momentos de la narración casi se visualizan los gestos tajantes que aparecen en las clásicas películas chinas de acción (al menos en las que un servidor ha visto).

Los planteamientos científicos son bastante rigurosos (a expensas de los quince años pasados desde que se escribió hasta que ha llegado al lector español), tanto en la evolución de las investigaciones que se suceden como en las conclusiones a las que se llega. Tengo mis dudas sobre los efectos cuánticos, pero gente que sabe más que yo de física me ha dicho que son plausibles. Mantiene, eso sí, una cierta aura de misterio, sobre todo por el tema central (las esferas luminosas) y el entorno en que se desarrolla, la China moderna.

El ritmo es medianamente ágil, más centrado en los hechos que se narran que en la vivencia de los personajes. Estos son lineales y simples, como las relaciones entre ellos. Incluso los sentimientos, cuando aparecen, son explicados. Lo anterior constituye, desde mi punto de vista, uno de los puntos débiles de la novela. Liu deja poco margen para que el lector adivine o infiera lo que subyace a los actos de los protagonistas, lo que hace la lectura más fácil pero menos gratificante.

Con todo, es una obra interesante. Corre el riesgo de resultar algo pesada a los que busquen una ciencia ficción de corte más antropológico (para ellos resultará mucho más interesante una lectura como Rosalera, de Tade Thompson), pero probablemente gustará a los aficionados a la ciencia ficción con toques hard y un cierto punto diferente a lo habitual.