Nuestros socios recomiendan

Book Tag: Goodbye Summer

Nuestra socia Kate Lynnon nos etiquetó la semana pasada en este reto, que a su vez remitimos a los socios. Este es el resultado de las respuestas recibidas. De algunas de las respuestas recibidas. La incorregible incorrección política de nuestra presidenta ha hecho que su cuestionario completo solo esté accesible en su página personal, Activos Tóxicos y no en los blogs de bien, como este.

Se puede dar por  etiquetado y retado cualquiera a quien le apetezca compartir su verano lector con nosotros. Podéis enlazar a vuestras entradas en los comentarios.

No obstante le lanzamos el guante en concreto, a ver qué nos cuentan, a Nieves Muñoz de Lucas, Cándido Pérez Segurado y María Coco, si gustan recogerlo. ¡Y agradecemos a Libros Elfo la creación de la etiqueta!

¡Allá vamos!

  1. Libro que te has propuesto leer este verano y has cumplido.

Yolanda Fernández Benito (YFB): Entre sombrillas y tumbonas comencé a disfrutar de Las batallas silenciadas de Nieves Muñoz. Narra la cruda realidad de varias mujeres que osaron acercarse a las trincheras francesas en la I Guerra Mundial, un relato crudo a la vez que apasionante.

Patricia Reimóndez Prieto (PRP): El libro de Jade de Lena Valenti. Primero de la Saga Vanir. La propuesta no fue mía, sino de mi gran amiga Nuria, de no ser por eso nunca lo hubiera leído, soy muy prejuiciosa con la literatura romántico-erótica. Ahora ella a cambio tiene que leer Los dulces años del fútbol de Marta Catalá. Si soy sincera respecto a este libro, he tenido una relación de amor-odio durante todas sus páginas, por lo que no me queda más remedio que seguir con el segundo para resolver este conflicto.

Yolanda López Aguinaga (YLA): Las batallas silenciadas de la autora Kalpa Nieves Muñoz. Fue el libro elegido para el Club de lectura del Banco del Tiempo de Valladolid y además, teníamos encuentro con la autora. Me ha costado mucho terminarlo, no porque el libro fuera malo, ¡en absoluto! Al contrario: es un libro con una complejidad, densidad y una carga emocional que para verano como que se me hacía algo de bola. Añadido a que soy algo alérgica a la temática bélica y que este libro se estaba interponiendo de una manera algo fastidiosa con mi crush ―creo que ahora se dice así. Las moderneces es lo que tienen― de verano. Creo que lo hubiera disfrutado más en invierno con mantita. Pero ha merecido la pena: es una buena novela y el encuentro con la autora fue una maravilla.

  1. Libro que te llevarías de viaje porque él en sí mismo ya lo es.

YFB: Sueño del Fevre de George R. R. Martin. Un barco que recorre el Mississipi llevando a todos sus pasajeros hacia la decadencia.

PRP: La mano izquierda de la oscuridad de Úrsula K. Le Guin. Este libro para mí fue un viaje tanto emocional como intelectual, aunque suene muy pedante, y me resulta muy difícil describirlo en pocas palabras. Tengo pendiente una entrada sobre él en mi blog De Princesas y Meigas.  Solo añadir que es de esos pocos libros que cuando lo terminas se queda contigo días, semanas, meses…

YLA: Me ha sonado directamente a guía Lonely Planet, más que nada porque es «el libro de viajes» que me suelo llevar cuando no conozco el destino al que me dirijo. La verdad es que se me ocurren varios libros con viajes o donde los personajes viajan, pero no se me ocurre un libro de mi cabecera en el que el viaje en sí sea el auténtico protagonista. Por decir uno, Las aventuras de Arthur Gordon Pym. Pero que conste que no me lo llevaría de viaje y menos si es en barco. Qué grima, por favor…

  1. Libro para regreso a la rutina.

YFB: Para mí la vuelta al cole es sinónimo de falta de tiempo sobre todo para el ocio. Es el momento de volver a las antologías con relatos que pueda leer de una sentada. Así a bote pronto diría que un Kalpa es ideal.

PRP: Uf, yo qué sé. El siguiente de la pila de pendientes.

YLA: Me ha tocado regresar a la rutina con El jugador de Fiodor Dostoyevski. Pertenecer a más de un club de lectura es un poco estresante. Por cierto, me ha parecido bastante decepcionante.

  1. ¿Qué personaje has conocido y se ha convertido en tu amor de verano?

YFB: Lamentablemente este verano no he logrado el amor literario, tal vez encuentre uno otoñal.

PRP: Pues… no tengo ni idea de qué contestar en esta. Oh, no he tenido amor literario de verano, qué lástima.

YLA. No es que le haya conocido este verano, pero he reiniciado la lectura de la saga de Geralt de Rivia que abandoné en su día porque no me decían nada;  y ha sucedido algo maravilloso, y es que estoy viéndole ese algo que entonces no vi y que esta vez me tiene enganchada. Al contrario que Elric, que al volverla a leer de adulta me decepcionó muchísimo. Cosas que pasan.

  1. Libro que te mandaron en clase y te enganchó.

YFB: Aunque suene extraño disfruté mucho leyendo El cantar del Mio Cid, si no recuerdo mal a la tierna edad de catorce años. Eso sí, no tuve valor para hacerlo en castellano antiguo.

PRP: El lazarillo de Tormes, en el instituto, no me lo espera y me encantó. Y no me lo esperaba porque…

YLA: Puede que me equivoque, ya que hace bastantes años desde que dejé el instituto; pero no recuerdo que semejante cosa pasara jamás. De hecho me molestaba tan terriblemente tener que abandonar lo que estuviera leyendo para leer los libros impuestos que suspendí más de un trimestre de literatura por responder las preguntas del examen acerca de MI libro, no del propuesto. Así en el «describe el conflicto principal entre los personajes» mi profesora de literatura pudo leer: «Lestat, el vampiro compañero de Louis al que conocimos en el libro anterior, cuenta sus memorias desde la Francia medieval…» cuando el libro que supuestamente había que leer era Por quién doblan las campanas. Disclaimer: Sí me leía el libro. Respondía el examen así porque me daba la gana. Sí, ya era así de rompepelotas de adolescente. No, no he mejorado con los años.

  1. Libro que te mandaron en clase y no te gustó

YFB: Cómo le va a gustar a una tierna niña de once años Réquiem por un campesino español de Ramón J. Sender…

PRP: Antes me obligaron a leer La celestina y pufff, me costó horrores.

YLA: Pues a libro por trimestre, ocho años de EGB, tres años de bachillerato más uno de COU yo diría que la lista sería como de treinta y seis libros, que si tengo que decir la verdad, ni siquiera recuerdo. Alguno más si añadimos los de inglés.

  1. Personaje que sería tu mejor compañero de clase.

YFB: En mi época de colegio me hubiese gustado compartir pupitre con Bod, Peter y Jupiter, Los tres investigadores,  para darle algo de vidilla a las monótonas aulas de la EGB.

PRP: Yaya Ceravieja, del maravilloso Mundo Disco del gran Terry Pratchett. Imagínate cómo serían las clases.

YLA. Nunca he sido de «mejor compañero». No me importaba demasiado con quién me tocara sentarme en clase o hacer trabajos en grupo. Creo que me llevaría bien con las chicas Stark, Ayra y Samsa.

  1. Personaje que sería tu peor pesadilla en clase o compañero en el trabajo que detestas/impone.

YFB: En el trabajo detesto a los «Gollum», seres capaces de hacer cualquier cosa para conseguir su anillo particular.

PRP: Como lo tengo muy reciente… Caleb, el megaprota de la Saga Vanir. Lo lanzaba al sol para que se churruscase. Que a lo mejor el pobre en el libro siete o once de la saga mejora, pero ahora mismo me da igual.

YLA: No soporto a Jaskier (saga Geralt de Rivia). Cada vez que abre la boca se la partiría.  Es el típico personaje que se cree muy gracioso y tiene la gracia en el culo, además de misógino de aúpa. Un compañero de trabajo así es insufrible. Y por desgracia, creo que casi todas las mujeres lo hemos soportado o soportaremos durante nuestra vida laboral. Al menos en las novelas de la saga tanto Geralt como otros muchos personajes le ponen a menudo en su sitio. Fruto de lo cual no cambia su actitud ni un ápice, señal de que además es idiota. Me pone muy nerviosa este perfil tanto de personaje como de persona.

  1. Libro que relacionas con verano y te hace regresar a las vacaciones

YFB: It de Stephen King. La primera vez lo leí con dieciséis años en uno de esos eternos veranos en el pueblo. Sobre todo disfrutaba leyendo a orillas del río Esla como los protagonistas se jugaban el tipo en los canales de Derry.

PRP: Mi vida lectora es muy triste, sin amor veraniego y sin libro del verano. Me estoy deprimiendo.

YLA: Más que un título en concreto, asocio verano a bolsilibros. Suelo venir del Celsius cargada con todo lo que se cruza, es mi semana de barra libre librera después de todo el año conteniendo ―y muy a duras penas― mi afán compulsivo por la compra de libros. En el Celsius suelo hacerme con lo nuevo que tenga Cerbero en bolsi y entre el hotel y el viaje de vuelta en coche suelo salir del festival con ellos leídos. Por eso asocio verano-Celsius-bolsis, sobre todo de Cerbero.

  1. Autor que te gustaría tener de profesor.

YFB: Creo que Terry Pratchett lograría llenar las aulas de fantasía y locura, que luego ya habrá tiempo de sumergirnos de lleno en el aburrimiento de la realidad.

PRP: A Ursula K. Le Guin o a Terry Pratchett. ¿Qué? En la pregunta no especifica que tenga que estar vivo. Ni que las clases no puedan ser presenciales en espíritu.

YLA: Supongo que de más joven me hubiera flipado tener como profesor de literatura a Stephen King, aunque claro, cuando daba clases de literatura todavía no era Stephen King. Bueno, sí lo era; pero ya me entendéis. Creo que hoy en día todos los que tuvieran la suerte de haber pasado por sus aulas se lo deberían tatuar: «me dio clase Stephen King». Yo lo haría. De entre lo más cercano creo firmemente que escuchar una charla de Elia Barceló convalida tres cursos de escritura creativa online.