Nuestros socios recomiendan

¿Mi mama me mima?, especial Día de la Madre CYLCON

#orgullofrikiCYLCON

Es estos días ciertamente extraños las cosas sencillas se vuelven complicadas, como conseguir algún pequeño detalle para expresar agradecimiento a la persona que nos dio la vida y nos cuidó. Por eso los cylconitas queríamos aprovechar esta fecha para ofrecer nuestro particular homenaje a las madres.

No hemos pretendido hacer un denso estudio sobre la figura de la madre, ni clasificarlas en categorías (opresivas, protectoras, candorosas, terroríficas directamente).  Tan solo es una entrañable y personal revisión al papel que ellas han jugado en el género fantástico.

Estas son algunas de las madres favoritas de Beatriz Alcaná y sus comentarios.

En el cine de terror:

«Norma Bates, de Psicosis (1960). La madre castradora y opresiva por antonomasia, la madre chunga de todas las madres chungas. No sigo porque la peli solo tiene sesenta añitos y luego la gente se pone muy quisquillosa con los spoilers».

«Margaret White, de Carrie (1976). Más de lo mismo y encima en modo fanática religiosa. Como para que no reviente la pobre hija».

«Vera Cosgrove, de Braindead: Tu madre se ha comido a mi perro (1992). Otra madre chunguísima que encima acaba convertida en zombi por culpa de un mono rabioso. Cambiamos el mono por un pangolín y tenemos el lío montado».

«La madre nefasta, de Trece fantasmas (2001). No es que inaugure el arquetipo, pero es la primera que he elegido como representante de una larga tradición de madres que lo son como consecuencia de una violación y que encima acaba condenada por ello. Esta película me chifla y siempre he pensado que está muy infravalorada».

«Jenneth Humphrey, de La mujer de negro (2012). Venga más arquetipos: el de la madre suicida empeñada en recuperar a su hijo muerto. La peli es regulera, eso sí».

«Edith Brennan, de Mamá (2013). Ídem. Otro fantasma mentalmente inestable que se dedica a buscar sucedáneos para su bebé perdido caiga quien caiga».

«Laura, de El orfanato (2007). A esta la menciono porque tiene un cariz un poquito más positivo. Por si las anteriores nos han dejado mal sabor de boca».

En el cine de ciencia-ficción:

«Sarah Connor, de Terminator (1984). La madre con la que todos los niños soñaban y la mujer que las niñas queríamos ser de mayores. Yo por lo menos sí quería ser Sarah Connor. Luego quise ser Beatrix Kiddo, otra madre dura de pelar».

«La reina alien, de Aliens (1986). Que sí, que a los humanos se las hace pasar canutas, pero ella por sus hijos MA-TA».

«Malorie Hayes, de A ciegas (2018). Peli flojita, flojita, pero también sale una madre, así que ahí va para la saca».

En las series de fantasía:

«Cersei Lannister, de Juego de tronos (2011-2019). No es una villana, es una incomprendida con tendencia a inclinar el codo un poco más de la cuenta».

«Daenerys Targaryen, también de Juego de tronos. Madre de dragones. No está loca, está hasta el c…».

En videojuegos de survival horror:

«Dahlia Gillespie, de Silent Hill (1999). La mejor saga de videojuegos de terror de la historia. Si alguna vez sentís la tentación de pensar que cualquiera de las madres anteriormente citadas es demasiado creepy, eso es porque no conocéis a la mamá de Alessa».

Y como complemento a esta extensa revisión, incluimos las aportaciones de algunos socios más.

Yolanda López Aguinaga apunta alguna madre mas: «Yo añadiría a Catelyn Stark. A su manera es la némesis de Cersei. Las dos son manipuladoras pero mientras una ansía el poder la otra juega más bien el papel protector del hogar. Es muy difícil hablar de Catelyn Stark sin soltar un spoiler del tamaño de la catedral de Burgos, así que solo diré, por hacerme la interesante, que hay mucha más Catelyn en los libros que en la serie. Una parte muy importante (¡y molona!) de su historia, insisto, no está en la serie. Toda una injusticia (una más) para este personaje de GOT».

Yolanda Fernández Benito, por su parte contribuye con algunas madres más: «Varias obras del género nos remiten al papel de la madre como un mero vientre, con el único objetivo de engendrar una nueva vida. Por ejemplo en la Semilla del diablo publicado en 1967 por Ira Levin y adaptado al cine por Roman Polanski en 1968, donde la protagonista se revela ante el discutible honor de engendrar al maligno».

«Otro ejemplo de madre de alquiler lo encontramos en El cuento de la criada  de Margaret Atwood, publicado en 1985 y llevada a la pequeña pantalla en formato de serie en 2017. La autora trata la figura de la madre desde dos puntos de vista, uno relativo a la madre incapaz de parir que debe recurrir a un viente ajeno, y el otro respecto a la madre que es fértil y es usada como vientre de alquiler, con el agravante de que acaban siendo desposeídas de sus propios vástagos».

«Seguro que hay muchos más ejemplos que ilustren este tratamiento de la madre, pero no me gustaría dejar de mencionar a una rara avis en cuanto al tratamiento de la maternidad, como es Consecuencias naturales, de Elia Barceló (1.994), novela en la que una relación amorosa interplanetaria desemboca en un embarazo no deseado con un divertido cambio de papeles».

Manuel J. Linares resalta el papel de la madre en I Am Mother (2019):  «En un futuro postapocalíptico donde los humanos han sido casi exterminados, un robot custodia miles de embriones esperando el momento adecuado para convertirlos en la nueva humanidad. Mientras llega ese momento ha traído a la vida a una niña, como parte de su proceso de aprendizaje como madre y criadora del resto de bebes que están por venir. Sin embargo las relaciones entre madre e hija se irán tensando cuando la niña llega a la adolescencia y empiece a cuestionar las intenciones reales de su cibernética madre. Interesantes lecturas sobre lo que las madres piensan que es lo mejor para sus hijos. La podéis encontrar en Netflix».

Pues eso ha sido todo. ¡Feliz día a todas las madres!

3 comentarios en “¿Mi mama me mima?, especial Día de la Madre CYLCON”

  1. I Am Mother llevo tiempo pensando en verla porque me fascina el tema de las inteligencias artificiales. En lo demás, muy fan de todas las que habéis nombrado de Juego de Tronos/Canción de Hielo y Fuego y de Norma Bates, aunque yo conozco más a la de Bates Motel.

    Me gusta

  2. Una madre muy olvidada en beneficio de su hijo es Pamela Voorhees, la simpática madre de Jason. En Viernes 13, la original y que fue la verdadera madre de toda la saga, Jason solo aparece en esa simpática escena del final, mientras que la señora Voorhes es quien se encarga de la animación del campamento Crystal Lake

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.