Agenda

TerCYL: Amor de villanos

El pasado día dos de mayo celebramos una nueva edición de nuestras tertulias virtuales, esta vez dedicada al #amordevillano. Por desgracia, un error técnico en la grabación nos impide editar el video para compartirlo, ya que no se grabaron correctamente las pistas de audio. Nos sabe especialmente mal por nuestros dos invitados: Gema Moratalla por parte de la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror, y Francisco Tapia-Fuentes Sanguino, editor del sello Con Pluma y Píxel en el que próximamente publica su primera novela nuestro compañero José del Caño. Sentimos mucho que este audio se haya perdido «como lágrimas en la lluvia».

Por parte de la ACL comparecimos los cylconitas habituales: José del Caño, Kate Lynnon, Beatriz Alcaná, Marco Granado, Manuel J. Linares, Yolanda Fernández Benito, Manu Santana, Patricia Reimóndez, Jose Luis González, José Lozano y Yolanda López Aguinaga.

Lo poco que podemos hacer es un pequeño resumen de la charla, con la simpar introducción y cierre de nuestro maestro de ceremonias José Lozano, único audio que se ha grabado.

  1. Anatomía y radiografía del villano. ¿Qué es un villano? Clichés estéticos y psicológicos. De la risotada maléfica a la sonrisa del Joker.

Aquí charlamos sobre las características que ha de tener un buen villano. Manuel J. Linares propuso una personalidad segura con objetivos claros a los que no renuncia por nada ni nadie. Se siente superior, en posesión de la razón o incluso cree estar haciendo el bien.

José del Caño afirma (el muy descarado) que los villanos no lo atraen salvo los casos de malvados locos que parecen sacados de una película de risa. Sus apariciones tienen que ser completamente descabelladas y apenas debe tener sentido nada de lo que hacen o dicen; son la encarnación del mal absoluto y absurdo.

Yolanda López Aguinaga cita a Joe Abercrombie, para quien los villanos no son tales: «hacen lo que pueden»; y es que estar «en el lado equivocado» es cuestión de perspectiva cuando se entiende «villano» como antagonista del héroe. Como ejemplos cita a Glotka y Logen Nuevededos, apodado «El sanguinario» y conocido por sus dos frases míticas: «¡nunca tienes suficientes cuchillos!» y «de vuelta al barro». Ambos aparecen en la saga La primera ley.

Kate apunta a la diferencia entre héroe y protagonista y villano y antagonista, lo que podría ayudar a distinguir villanos ambiguos, como el Joker.

Yolanda Fernández Benito destaca la importancia de la estética y el carisma del villano para que a la vez de odiarlo por malvado lo ames porque es atractivo, a su retorcida manera. En este caso el hábito sí hace al monje y la percha importa. Adoramos por unanimidad a Michelle Pfeiffer en Catwoman.

  1. «El viaje del villano». ¿Villano nace o la vida lo ha hecho así? ¿El storytell del villano se nos va de las manos?

Comenta Francisco que los villanos clásicos eran prácticamente planos; pero también los héroes, porque sus papeles estaban más polarizados. Los buenos eran buenísimos; los malos, malísimos. Sin escala de grises ni dobleces. Tanto para bien como para mal cuando los personajes (todos) son más completos y complejos, están más trabajados y por lo tanto conocemos sus historias, sus debilidades… a veces incluso podemos empatizar con ellos, en especial con los que han sido maltratados o sufrido injusticias. En el caso de Frankenstein, por ejemplo, a casi todos nos despierta más empatía el monstruo que Victor.

Se señala que la evolución de los villanos clásicos ha ido de la mano de la de los héroes; unos ya no son tan malos y buscan la empatía y los otros ya no son tan buenos y consiguen el rechazo.

También destacamos la vis cómica del malvado histriónico, de risotada maléfica, con su superplan de dominación mundial y botón rojo de «a tomar por el culo todo». En esta asociación tenemos la media de edad que tenemos y estos villanos han poblado nuestra infancia y nos han hecho disfrutar lo suyo. Y muchos y muchas querríamos tener ese botón.

  1. Villanos «desnaturalizados». Antihéroes, villanos a la fuerza, villanos reconvertidos…
  2. Yo ❤ Porque sin una amenaza formidable que combatir no hay héroe que valga.

Los puntos tres y cuatro en realidad los refundimos, reconociendo casi por unanimidad el valor narrativo del villano dentro de las historias. Destacaron en la conversación los villanos (y villanas, por fin, por aquí empiezan a aparecer villanas después del tímido ronroneo de Catwoman) de Juego de Tronos. La pérfida Cersei nos tiene enamoradas a las cylconitas, somos «Team Cersei» OJO ESPOILER (letra blanca sobre fondo blanco: para poder leerlo hay que seleccionarlo):  Esa arrogante hija de… se pasa el Septo por todo el… fuego valirio y después se toma una copa. La aplaudimos pero que bien fuerte. Además cerramos filas en torno a Daennerys de la Tormenta: no es una villana ni está loca. Está hasta el coño. Y no tiene el gran botón rojo de «a tomar todo por el culo todo ya» pero tiene dragones, que tampoco está nada mal.

¿Acaso los villanos son necesarios porque el ser humano necesita tanto a alguien a quien amar como alguien a quien odiar?

Marco Granado apunta la idea del héroe contra el poder establecido, el estado (Los juegos del hambreV de Vendetta, El Capitán Trueno, y muchos otros) y retoma la idea para preguntarse si el villano pasa a ocupar el papel del estado, de defensor del poder establecido, lo que puede abordarse desde distintas posiciones éticas y políticas.

Al hilo de la desnaturalización del villano Gema Moratalla comenta que al villano psicópata de la motosierra es difícil desnaturalizarlo o redimirlo porque no se puede empatizar con él. La solución en muchas películas es hacer que los protagonistas te caigan fatal desde el principio, de manera que estás deseando que se los carguen. Ejemplos: las secuelas de Saw.

  1. Nuestros villanos/as favoritos de la literatura, el cine, las series, el cómic, videojuego, rol…

Por fin hicimos una ronda de turnos de palabra donde cada uno citamos a nuestros favoritos y salieron a relucir:

  • José del Caño: «Doctor Maligno, el malísimo de las películas de Austin Powers; Moriarty, de la serie de dibujos animados Sherlock Holmes y Beetlejuice (o Bitelchus en castellano). También, de lo que he leído últimamente me ha gustado el señor L’Ok, que es el archienemigo y compañero de aventuras del Piloto Jim en Arrepiéntete, piloto Jim, dijo el señor L´Ok de Tony Jim (Wake Books).»
  • Manuel J. Linares: «Como villanos que se redimen mencionaría a Roy Batty, el carismático replicante de Blade Runner. En la categoría de villano inteligente, tenaz y que se lo curra mucho incluyo a Lex Luthor de Superman y al inefable Coyote. Para concluir, en la categoría de villano implacable, que hace que estés en tensión todo el rato, destaco al agente Smith de Matrix y al Xenomorfo de Alien».
  • Yolanda Fernández Benito: «Como villano que encarna el mal sin más y no entiende de morales ni remordimientos me decanto por Pennywise, el maléfico payaso de IT. Y en el registro de “soy villano porque el mundo me ha hecho así” me gusta mucho Negan, que con su inseparable Lucille no duda en imponer su ley a los pobres desdichados de The Walking Dead. Aunque es un psicópata de libro, muy en el fondo tiene su corazoncito y todo».

  • Beatriz Alcaná: «Reivindico los villanos de toda la vida, los de la literatura gótica más clásica, como Drácula y Victor Frankenstein. Luego, en plan ochentero y porque antes se había hablado de la importancia de una buena estética por aquello de la fascinación por el mal, pues el cenobita Pinhead, de la película Hellraiser (1987)».

Pinhead de Hellraiser

  • Marco Granado: «Ozymandias/Rorschach (Watchmen). El villano que mata a millones de personas para salvar a la humanidad; que se obliga a tener presente cada muerte, y duda hasta el último momento si ha hecho lo correcto (Ozymandias), frente al psicópata absoluto vestido de superhéroe, que elige sin dudar el fin de la humanidad antes que renunciar a sus principios».
  • Jose Luis González: «Gran villano universal (malo para todo), SAURON de El Señor de los Anillos. Villano de medio pelo, pillado en una tesitura que solo le deja ser canalla y malo: Gepetto de la serie de cómics Fábulas.

Geppeto, de Fables

  • Gema Moratalla: «Me parece interesante la idea del “villano colectivo”, de carácter más anónimo. Por eso mis elecciones son: los Borg de Star Trek, las máquinas de Matrix y los Killer Clowns de la película del mismo nombre».
  • José Lozano: «El príncipe Gaynor Paul von Minct, también conocido por Gaynor El Condenado, Gaynor El Maldito o Paul Minct. Es un caballero caído de la balanza cósmica en el Multiverso de Michael Moorcock y aparece en muchas de sus novelas; es como Kenny (South Park), da igual dónde y cómo lo maten, él siempre vuelve a aparecer. Es el archienemigo del campeón eterno en todas sus manifestaciones: Elric de Melniboné, Corum Jhaelen Irsei, Ulric von Bek».
  • Yolanda López Aguinaga: «Seguía dándole vueltas a villanas, a buenas villanas porque la verdad es que hay que esforzarse en encontrarlas. Citaré a la culpable de traumatizar miles de infancias ochenteras, entre ellas la mía: Diana de V lo del trauma no sé exactamente si se debe a la escena de la rata o al nada discreto encanto choni del pack cardado +hombreras. Diana lo tenía todo: carisma, estética y… la mandíbula desencajable. La original, claro. La Diana del remake es tan “limpita” que no cuela».

Diana, de V

Y hasta aquí dio de sí la conversación. Nos vemos el día 16 donde destriparemos héroes y también tendremos invitados especiales (hasta aquí podemos leer). ¡Os esperamos!

1 comentario en “TerCYL: Amor de villanos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .