Nuestros socios escriben

Frikitrek, fotogramas del futuro inmediato; un artículo de José Luis González

#orgullofrikiCYLCON

TOS (1966)

No, ni catarro ni pandemia. TOS es el acrónimo inglés de The Original Series. La serie original y la que dio origen a más de cincuenta años de series, películas y spin-off (¡secuelas, leñe!).

El origen de Star Trek surge de una idea de Gene Roddenberry, basada en los viajes de Gulliver (aventuras) y series del oeste americano (tiros, buenos, peleas…). Al desarrollarse en la América de los años 60 forzosamente está imbuida del buenismo imperante en los círculos artísticos e intelectuales de la época: Es la época de los jipis, del movimiento negro, del descubrimiento posegunda guerra mundial del resto del mundo (¡el universo, chicos!, las nuevas razas a «integrar» dentro de la «federación de planetas»).

Por encima de esta interpretación personal de TOS, la serie, una de las primeras en contar con un elenco interracial, está orientada a mostrar una unión de razas, respetando sus culturas, en pos del descubrimiento y el crecimiento de la humanidad, en su contenido amplio. En esos años de políticas democráticas, de necesidades de cambios tras las dos grandes guerras, y a pesar de la guerra «justa» con Vietnam, el pueblo americano es lo que quiere ver: buenas gentes resolviendo todos los problemas del mundo (el universo, en la serie).

TOS abusa de razas, de lugares conflictivos y de un cierto macarrismo en la figura de su resolutivo capitán Kirk. Menos mal a la lógica de Spock, al continuo despiste de «Bones», a la colaboración del resto de la tripulación, y a algunos capítulos con buenos guiones de grandes autores de género (buscadlos en la wiki, como yo…).

Para mí, la serie entra pronto en declive (por eso solo dura tres temporadas) porque los jipis son absorbidos por la sociedad americana, el movimiento negro también pierde notoriedad al entrar a formar parte de los estamentos políticos, Vietnam se descubre como un abuso económico y político, etc.

ANIMATED SERIES (1973)

Dos temporadas. Los mismos personajes, pero en dibujos animados. Los dibujos y fondos son tan simples… los guiones tan fatuos… un fracasado intento de rescatar una buena idea que se quedó en eso, un fracasado intento.

TNG (1987)

Acrónimo de The Next Generation, la nueva generación.

Y lo tiene todo de nuevo: nave, federación, tripulación, personajes creíbles, maduros, reales y con sentimientos…. Y también tiene a Picard.

La serie de siete temporadas, maravillosamente ambientada en fondos, efectos especiales, música, guiones (casi todos) tiene, por encima de todo eso, a PICARD. El gran capitán, el sabio, el torpe, el erudito, el humilde, el impertinente, el… el nuevo capitán, en esa nueva misión de xx años (no me acuerdo), bien respaldado por toda la tripulación, se enfrenta con otros criterios, otro sentido de la diplomacia, otro nivel de contacto, a las nuevas razas que se van encontrando (o no tan nuevas).

Estamos en los 70. Tenemos que olvidar Vietnam, tenemos que demostrar que el telón de acero es nefasto, tenemos que encontrar aliados. Hemos descubierto que tenemos que negociar con Europa (somos yanquis, recordad) y no asimilarla (aunque en el subconsciente nos gustaría, ¿eh, Borgs?)

El éxito de esta nueva serie creo que se debe a la facilidad con la que se puede poner en pantalla ese nuevo mundo de seres buenos, de gente sin segundas intenciones… y que la década pedía eso.

DSN y VOYAGER (1993 y 1995)

Siguiendo la estela de TNG nacen Deep Space Nine (siete temporadas), una estación que mantiene la estructura de mando de una nave estelar pero permite, al ser una estación, un tráfico de mercancías, civilizaciones y conflictos de otro tipo. Es  más de lo mismo pero sin un Picard que lo polarice todo. En DSN quizá el más representativo de todos sea el ferengi Quark, dueño del Bar «en el que pasa casi todo».

Voyager (otras siete temporadas) deja mucho que desear. Es la misma cosa: una nave de la federación, desarmada (o casi). Pero en vez de irse a una misión «más allá de donde nadie ha llegado jamás», es, literalmente, enviada directamente. Por un pliegue temporal u otra argucia que no recuerdo es enviada a la quinta galaxia a la izquierda, a porrocientos de años luz de la familia. Y vale, nos cuentan en todas esas temporadas cómo intentan regresar. Algunos capítulos son buenos…. Yo es la única serie que no he podido visionar del todo.

Y si queréis que destaque a algún personaje, os diré que hay UNA a destacar, pero por motivos espurios no deben ser reflejados en este escrito.

ENTERPRISE (2001)

Solo cuatro temporadas. Menos mal, ya que es otra vuelta de tuerca a un tornillo que está pasado de rosca. A principios de siglo (2001) nos siguen vendiendo ese buenismo estelar de los 60, cuando ya el público empieza a alimentar su cerebro con zombies, sangre, crímenes horrendos, más sangre… Y ha sustituido la magia de un buen convertidor materia-antimateria por un «shazam y quítame allá esas tonterías».

Enterprise quiere contar los orígenes de la federación, del principio de las aventuras en la era espacial; las maravillas a descubrir más allá de la tierra, contadas de esa forma tan ingenua, en este mundo que demanda sangre y apocalipsis… No, hombre, no. Eso mejor se contaba en la época de Amstrong en la Luna.

STAR TREK (2009)

A partir de 2009 se publicarán tres películas (de la XI a la XIII) con un elenco nuevo de protagonistas, más jóvenes, que representan los inicios de TOS, antes de su misión de cinco años a tomar por… ****… de la galaxia.

Estas tres películas vienen precedidas de otras seis de la serie TOS (comparten todo lo dicho de la serie) y cuatro de TNG (lo mismo, ¡ah, ese Picard! En la primera nos es permitido ver a los dos capis juntos: Kirk y Picard, véase la diferencia).

Pero por primera vez desde TNG, las tramas, guiones y protagonistas están adaptados a nuestra época: los protas son cachas, atléticos, matones, inteligentes, superdotados y siempre, siempre, vencen al malo en espectaculares batallas. Como es una franquicia internacional mucha sangre no muestran…

Los argumentos de las pelis están muy bien.

DISCOVERY (2017)

No sabemos si habrá más temporadas (por mí que no tarden…) Discovery es una continuación salvaje de las pelis antes mencionadas: no es continuación en el tiempo, pues la cosa pasa antes de que el guapo de Kirk junior haga de las suyas. Una nave experimental y GUERRERA se ve metida en un lío follonero con los Klingon (siempre los Klingon, leñe, ¡qué os habremos hecho, animales que nos comemos!) De ese follón salen espectaculares batallas, huidas, muertes. Lo típico de esta época: sangre, sudor y vísceras. ¡Ah, sí, y un shazam de vez en cuando!

PICARD (2020)

Gracias, Capitán, por volver a vernos. Has vuelto más gruñón, más antipático, más inconformista y menos dialogante que en tu madurez; pero la vejez te sienta tan bien… Solo tú eres capaz de, en esta sociedad cada vez más cruel,  mantener tus creencias y tus objetivos claros. Te seguiremos a donde vayas…

NEW VOYAGES (2004)

Por último, mencionar esta iniciativa (truncada a la segunda película) de recuperar, por medio de aficionados, la filosofía de TOS. Tengo las dos pelis, en inglés, y con una calidad regulera. Para mí, Klingon cansado y hundido por la edad, es muy gratificante ver esos intentos de renovar la gloria primigenia, máxime cuando salen George Takei y Walter Koenig. A los jovenzuelos no os dirá nada.

«DONDE NADIE HA LLEGADO JAMÁS»

Esa filosofía. Esa motivación exploradora que ha sido la entradilla en todas y cada una de las series (o en casi todas, ¿vale?) nos ha aportado ese sentido de la maravilla tan difícil de obtener hoy en día. Vista en su conjunto, STAR TREK es una enseñanza de vida (eso sí, despojémosla del sentido yanqui), un canto algo estéril hacia unas relaciones humanas (olvidemos ya la excusa de los extraterrestres) más cercanas, más amigables, más solidarias. Un cuento de hadas.

(PS: Vedos las series, y si no os apetece, leeros un libro….¡cualquier libro!).

Larga vida y prosperidad.

3 comentarios en “Frikitrek, fotogramas del futuro inmediato; un artículo de José Luis González”

  1. Dicen que la función crea el órgano. Había que distraer al personal (lo siguen haciendo) pero con claves sociales del momento. El órgano se llamó STAR TREK (y otras cientos de series mas, de distinta temática…) La pena es que, actualmente, salvo honrosas excemciones (black Mirror, etc…) los órganos apenas crean función, mas allá de una violencia absurda y nada justificada. ¿No os habeis dado cuenta?.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.