Nuestros socios escriben

Chupitos: El violín del abuelo, un relato de Kate Lynnon

El violín del abuelo seguía bien afinado a pesar de los años en desuso. Me lo llevé al hombro y comencé a tocar una de mis piezas favoritas, una melodía lenta y llena de sentimiento.

Mis dedos aún se la sabían a la perfección; emocionada, continué con lo que recordaba de mi repertorio: más clásicos, tonadas tradicionales irlandesas, estribillos míticos… El corazón se me aceleraba al ritmo de la música y mis manos se movían como poseídas. Cuando terminé, mi abuelo prorrumpió en aplausos.

Habría sido un momento precioso si no fuera porque el buen hombre llevaba una década muerto.

#lamuerteossientatanbienCYLCON

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.