Nuestros socios escriben

Chupitos: El ciclo, un relato de Yolanda Fernández Benito y Manuel J. Linares

No quería salir de su pequeño invernadero, el curso había acabado y no había logrado superarlo con éxito. Su planta desplomada, descolorida, muerta, y los registros planos en los sensores de los extractores acabaron por confirmar las malas noticias.

Sabía que nadie le esperaría en la superficie para recriminarle su fracaso, pero aun así salió con la cabeza gacha.

Llevaba toda la vida preparándose para ser uno de los elegidos, un héroe. Ahora tan solo la vergüenza de su pueblo, era un fracasado que tendría vetado el acceso a los niveles subterráneos que albergaban la ciudad y al oxigeno comunitario. Pasaría el resto de su vida exiliado en los túneles más profundos hasta que se topase con una mortal bolsa de gas que le permitiera redimirse ante la comunidad.

No lo sabía a ciencia cierta, pero estaba convencido de que todos los compañeros de promoción habían conseguido sacar su drosera adelante y culminado el proceso de extracción de oxígeno. Noche tras noche había escuchado los gritos que anunciaban el éxito de sus compañeros mezclándose con el silbante ruido de los extractores. Si no recordaba mal los últimos gritos fueron los de Mers, el candidato más idóneo al fracaso según sus mentores.

Antes de sumergirse en la oscuridad de los túneles y aunque supusiese un dolor extremo, no pudo resistirse a echar un último vistazo al resto de los invernaderos. Todos los cristales lucían con orgullo salpicaduras de sangre y alguna que otra víscera que las plantas no habían podido digerir. Las droseras parecían satisfechas, listas para hibernar durante toda una estación, esperando a una nueva promoción de estudiantes que lograse revivirlas para comenzar el nuevo ciclo.

Su único alivio era pensar que los tanques de oxígeno estarían a rebosar dando un respiro a su pueblo. Mientras descendía hacía la oscuridad se maldijo por su osadía al desoír los consejos de su mentor y elegir una nepenthes, que si bien producían más oxigeno con la deglución era más difícil de cuidar. Maldijo una vez más su orgullo y acató su negro destino.

1 comentario en “Chupitos: El ciclo, un relato de Yolanda Fernández Benito y Manuel J. Linares”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.