Visto/leído

Lo que nuestr@s soci@s han VISTO en noviembre, recopilado por José Luis González

Aunque tambien han sido pocos los cylconitas que han compartido este mes sus vistos, jugados y escuchados, hemos juntado una amplia lista de sugerencias para disfrutar en estas fiestas. Al igual que en lo leído también hay de todo un poco.

Patricia Reimóndez: «Pues aquí voy a recomendar muy fuerte tres series. The expanse, una space opera que me tuvo enganchada las cinco temporadas como hacía mucho que no me tenía una serie. Hasta intenté dosificar el visionado de capítulos para no acabar con ella en menos de lo que canta un gallo, pero fracasé. Puede que a algunos la primera temporada no les diga mucho, pero a partir de la segunda es un sin parar. Querrás viajar en la Rocinante y desearás muy mucho que Chrisjen Avasarala sea nombrada presidenta del mundo y reina del universo. Violet Evergarden es una ucronía que solo por su protagonista ya merece la pena. Violet es una huérfana que fue usada como arma en la guerra por su aparente falta de sentimientos y su letalidad. En ella pierde ambos brazos que son sustituidos por otros de metal. Cuando termina la guerra empezará a dedicarse a escribir cartas para otras personas porque quiere saber cuál es el significado de «te quiero» y comprender las emociones de la gente. Esta serie hay que verla con el paquete de pañuelos al lado. Advertidos estáis. Arcane es el fenómeno que ha desbancado a el calamar y a los juegos en los tronos como serie más vista y mejor valorada. A lo mejor es un poco exagerado porque solo tiene una temporada, a lo mejor no. Arcane es una maravilla audiovisual y narrativa. Una lección de diseño y construcción de personajes diversos en el más amplio sentido de la palabra y los distintos tipos de lazos que se establecen entre ellos. Yo no hago más que ver en bucle varias de sus escenas porque son para analizar y deleitarse. Si no la habéis visto ya, no sé qué hacéis con vuestra vida».

Marco Granado: «Rumbo al infierno (Hellbound, en Netflix). Serie coreana, basada sobre la premisa de que unos monstruos empiezan a aparecerse para llevar a gente concreta al infierno. Brutal por momentos, con un desarrollo que recuerda en algunos detalles a The Leftovers y una continuación cantada para próximas temporadas. Si no se te atraganta el estilo coreano, de lo mejor de este año. Oast Estudios volumen 1 (Amazon). Una serie de cortos y medios experimentales realizados por Neil Blomkamp entre 2017 y 2020. Algunos (Rakka, La base militar, Cigoto) con formato de guión de cine a los que parece que el presupuesto solo llegó para rodar veinte minutos tomados al azar, otros simples sketchs plagados de mala leche (God, Bad President, Kapture, Cocinando con Bill). En cualquier caso, llenos de imaginación y, para mi gusto, muy recomendables. De vez en cuanto tiene que caer un clásico. Esta vez ha sido Hellraiser. Los que traen el infierno (1987), la primera de la saga, dirección y guión de Clive Barker. Los efectos especiales han envejecido mal (lo de los rayos pintados con rotulador sobre el celuloide da risa), pero la historia sigue siendo de lo mejor del cine de terror. El hombre invisible (Amazon), la versión de 2020. Elisabeth Moss es lo mejor de esta película, que mantiene la tensión y disimula las trampas de guión para que no se noten demasiado. Cumple. Ultrasecretos (serie de animación para adultos, en Netflix). No es gran cosa, pero los episodios son cortos y para ratos tontos se deja ver. Entretenida. El caballero verde. He aguantado una hora. Está razonablemente bien hecha, pero resulta un poco lenta. Al final la sustituí por una grabación de un mitin de Trump en YouTube; le quité el sonido y esperé a ver si se evaporaba la laca y se le caía el flequillo, pero o usa marcas que no se venden en España o tiene un andamiaje oculto. En el Filmaffinity le dan un 6,2. No sé, igual mejora en la segunda hora».

Yolanda Fernández y Manuel Linares: «A la vista de la diversidad de opiniones que se han vertido sobre Misa de medianoche (Netflix) no pudimos resistir la tentación. La verdad es que en general a los dos nos gustó mucho la idea aunque nos pareció que le sobraba metraje, sin embargo con los eternos diálogos no llegamos a un consenso, no confesaremos a quién de los dos le gustaron y a quién le parecieron pretenciosos e infumables. Aunque tiran más al policiaco incluimos las películas basadas en la trilogía del Baztán de Dolores Redondo, por el gran protagonismo que tienen la mitología y leyendas vascas en los argumentos: El Guardián Invisible (2017), Legado en los Huesos (2019) y Ofrenda a la Tormenta (2020), nos gustaron y sacamos en claro que si alguna vez vamos al Baztán será en verano. Y otra de mitología, ya que también nos sumergimos en los mitos nórdicos llevados a nuestros días y reencarnados en adolescentes que nada tienen que ver con los de la Marvel con Ragnarok (Netflix). Con El hombre invisible (película de 2020), de Leigh Whannell coincidimos con la opinión de David Nel, una buena película que dosifica correctamente la tensión y final tan adecuado como inesperado. Por último, nos hemos enganchado a una serie de animación bastante gamberra Ultrasecretos (Netflix). Nos desvela los tejemanejes del gobierno de USA evitar que se sepa que los conspiranoicos, realmente, tienen toda la razón».

Jugado

Patricia Reimóndez: Assasin’s Creed Valhalla. Yo quería que me gustase mucho, palabrita, fui con toda la emoción del mundo a jugarlo porque me encanta la saga, pero, al final, me decepcionó un poco. Tiene cosas que me encantan y es muy entretenido, las cosas como son, pero el conjunto está muy mal empastado. Tienes la vida vikinga por un lado, bien, la mitológica por otro, guay, los ocultos por otro, metidos con calzador y sin ganas ya les vale, lo que le pasa a tu hermano por otro, interesante, y un montón de cosas por hacer que no aportan nada porque había que rellenar como fuera un mapa enorme. Es un mogollón que cuando lo vas terminando uno por uno te deja una sensación de vacío, de pues bien, vale. Y mejor no menciono la parte de acabar con los antiguos, porque madre mía qué desastre. Y el desarrollo nulo del personaje principal, Eivor, con todo lo que le pasa no hay quien lo entienda, o sí, pero necesitaría una entrada para mí sola. Con lo bueno que es el diseño de Eivor, de verdad, qué desperdicio. ¡Kassandra, vuelve!

Life is strange: True colors es la tercera entrega de esta aventura narrativa donde cada decisión cuenta y que mezcla la vida cotidiana con lo sobrenatural. Si en la primera parte era la capacidad de rebobinar el tiempo y en la segunda la telequinesis, en esta ocasión el poder de la protagonista será ver las emociones de los demás y no solo ser capaz de sentirlas, con lo que eso conlleva, sino también de influir en ellas. En mi opinión no supera a la primera entrega, yo no sentí el mismo estrés de tomar la decisión equivocada en cada momento. Supongo que parte con la desventaja de que ya sabes más o menos lo que te vas a encontrar. Aún así es disfrutable (más cuando baje de precio) por el lugar, Haven Springs, los amigos o algo más que puedes hacer y su adorable protagonista, Alex Chen.

Mass Effect: Legendary edition Pues no sé qué decir del que sea con toda probabilidad mi videojuego favorito. Lo cierto es que son tres. Tres partes que vives con intensidad, donde las decisiones que tomas en cada una se trasladan a la siguiente. Donde todo cuenta, lo que dices y lo que haces y con quién. Donde sientes a tu tripulación de la especie que sea como real. A los que echaras de menos al segundo de terminar la aventura. La primera vez que jugué esta trilogía de ciencia ficción fue en mi PS3 y le dediqué esta entrada de mi blog: De vidas virtuales: Mass Effect – De Princesas y Meigas. Cuando salió la edición remasterizada para la PS4 me faltó dinero pero no tiempo para conseguirla. Y aquí estoy, viviendo la mayor aventura espacial del universo por segunda vez. Ay, lo que voy a sufrir».

Escuchado:

Yolanda Fernández Benito: «Durante el mes de noviembre he disfrutado de las cuidadas narraciones del podcast Los cuentos de la casa de la bruja. Gran variedad de audios, aunque yo me he decantado por los más cercanos al terror. Con los que más he disfrutado han sido: La gallina degollada de Ignacio Quiroga, ¿Merendamos? de Yolanda Camacho y La sombra sobre Innsmouth de H.P. Lovecraft».

 Y por este mes ya va bien. El que viene más.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.