Nuestros socios escriben

El kraken, un poema de Peña Cid

Tentáculos negros abrazan mi cuerpo

de titán gigante de los siete mares,

entre sudor frío despierto del sueño,

más no era tal sueño, sino realidades.

El viaje es muy largo para quien no tiene

alma de viajero, oro y buena suerte,

pero si consigo esquivar esta muerte

ni monstruos ni rayos podrán detenerme.

Me sacudo el polvo de tantas batallas

que han hecho de mi un lamentable valiente,

intento zafarme del pulpo gigante

soñando la vida, viviendo la muerte.

Se cierra el portal, la realidad parte

dejándome atrás, en la zona inerte.

Invoco poderes y agarro mi espada…

el kraken me estrecha cada vez más fuerte.

No puedo vencerle, le ruego a mi hada,

me niego a morir, tentaré a la suerte:

convoco al oráculo que lo predijo

mientras el portal termina de cerrarse,

escucho crujir mis huesos y mi vida

entre los tentáculos negros del kraken.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.