Visto/leído

Lo que nuestr@s soci@s han VISTO en abril, recopilado por José Luis González

Este es el mundo audiovisual del momento. Pelis, videos, series; todo un poco mezclado, como en una rica ensalada. Coged el tenedor y disfrutar.

Alfredo Herrero: «La segunda temporada de The bad batch (Disney +) no me ha decepcionado, dando aun mayor protagonismo a unos personajes que bien lo merecían en ese universo: los clones. Esperando la siguiente con ganas.

Admito que mi filtro con Star Wars es bajito pero Andor (Disney +), es para mí una de las mejores producciones que por ahora han creado sobre ese universo. A los fans de Rogue One les encantará. Muestra las complejidades de una sociedad y reivindica que no solo se rige por blancos o negros, aludiendo a que la mayoría son grises que solo intentan sobrevivir donde les ha tocado. La acción abunda y es otra extensión más de este universo. Sigue leyendo «Lo que nuestr@s soci@s han VISTO en abril, recopilado por José Luis González»

Anuncio publicitario
Visto/leído

Lo que nuestr@s soci@s han LEÍDO en abril, recopilado por José Luis González

Buenas horas, sean de mañana o de tarde; o de noche. Si el mes pasado clamábamos por un poco de lluvia contra la sequía (de agua, de lecturas…) el ZEUS del olimpo no nos ha hecho ni caso (con el agua, las lecturas…), salvo honrosas excepciones que os cuento a continuación.

Alfredo Herrero: «Ha sido un mes prolífico en lecturas de género, de clásicos y también algunas novedades. Arranqué con Casa tomada y otros cuentos, de Julio Cortázar, una selección de textos del autor. Adoro estas estructuras narrativas por su brevedad y por cómo el autor juega con ellas estirando aquí, confundiendo acá o usando elementos fantásticos. Mis favoritos: La salud de los enfermos y Casa tomada. Sigue leyendo «Lo que nuestr@s soci@s han LEÍDO en abril, recopilado por José Luis González»

Visto/leído

Lo que nuestr@s soci@s han VISTO y ESCUCHADO en marzo, recopilado por José Luis González

Tampoco es que marzo haya traído muchas más películas que lluvia. Pero, digamos que, algo ha caído.

Kate Lynnon: «Los Mitchell contra las máquinas (película, Netflix) Podríamos resumirla como una comedia sobre una familia atrapada en un apocalipsis tecnológico, pero es mucho más que eso. Los Mitchell contra las máquinas es la historia de un padre y una hija distanciados que se reconcilian, de la vieja dicotomía entre hacer “algo productivo y con futuro” o seguir tus pasiones y de cómo ser normal está terriblemente sobrevalorado. Además, hay representación queer, una mami que resulta ser toda una heroína de acción y un perrito muy gracioso, así que ¿qué más se puede pedir? Sigue leyendo «Lo que nuestr@s soci@s han VISTO y ESCUCHADO en marzo, recopilado por José Luis González»

Visto/leído

Lo que nuestr@s soci@s han LEÍDO en marzo, recopilado por José Luis González

El mes de marzo se presenta con sequía. Sequia de agua, sequia de lecturas. Un poco a la contra del resurgir de nuevas ediciones, algunas de las cuales os comentaremos al final.

Esto es lo que nuestros colaboradores nos ofrecen para nuestra consideración en las próximas lecturas:

Peña Cid: «Le he dado fuerte al rey y este mes he terminado dos libros. Ya sé que no es una gran marca, pero es que estoy recuperando el ritmo.

El ciclo del hombre lobo (Stephen King, 1983): Una novelita al uso del tito King, muy en su estilo. Con su suspense, su poco de terror y su escasa presencia de adverbios. Una historia que nos muestra extrañas muertes y donde la pista más verosímil es a la vez la más increíble. ¿Existen los hombres lobo? ¿Les puede derrotar quién menos te lo esperas? Para mí un éxito de libro que además se lee en un periquete, gracias a su estructura: un capítulo, un cadáver. Sigue leyendo «Lo que nuestr@s soci@s han LEÍDO en marzo, recopilado por José Luis González»

Visto/leído

Lo que nuestr@s soci@s han VISTO en enero, recopilado por José Luis González

Kate Lynnon: «Avatar: el sentido del agua (película, en el cine): ¡Por una vez hablo de un Avatar que no es The Last Airbender! Tengo que reconocer que no he visto la primera y que solo fui a verla por «cumplir», así que no le hice mucho caso. Eso sí, es todo muy estético.

La casa del dragón (serie, HBO): Gracias infinitas a una compañera que ha compartido conmigo su cuenta de HBO expresamente para que la viera. Confieso que me daba un poco de pereza, pero la gente no mentía al decir que es mejor que Juego de tronos. Tiene todas las intrigas, diálogos e importancia de los personajes que nos conquistaron a tantos en las primeras temporadas, en vez de dejarse llevar por el fanservice y las escenas de acción impresionantes pero vacías de contenido, que es por lo que al final todos recordamos la serie original. La cara de Rhaenyra me provocaba un extraño rechazo; sin embargo, ahora que la conozco, soy muy fan. Es todo lo que podría (y tendría que) haber sido Cersei Lannister si su padre no hubiera sido tan cerrado. Lo que no entiendo es qué le ven al capullo de Daemon.   

Lo que hacemos en las sombras (serie, HBO): En su momento vi el primer capítulo y no me acabó de gustar, pero le he dado otra oportunidad y me ha parecido todo mucho más gracioso. Los tres protagonistas son tontísimos, y creo que todo el mundo conoce a un Colin Robinson. Por ahora he terminado la primera temporada y llevo unos pocos episodios de la segunda. Con algunos de ellos me he reído a carcajadas, como con el de la Superbowl y el del barón Afanas de fiesta. Eso sí, Team Guillermo a muerte.

Ultrasecretos (serie, Netflix): ¿¡Por qué mierda tuvieron que cancelar esta maravilla después de dos temporadas!? Aunque me pareció que el primer capítulo abusaba demasiado del mismo tipo de chiste («¡Qué tontería! ¡Los reptilianos no existen!», y justo pasa un reptiliano), enseguida se ganó mi corazón y supe que estaba ante una de las mejores series de animación para adultos que se han hecho últimamente. Quedaos con vuestro BoJack Horseman (no puedo con tanto drama) y con vuestros queridos Rick y Morty, esta para mí equilibra mucho mejor el humor, porque vaya si te hace reír, con los golpes emocionales. En fin, para matar a los ejecutivos de Netflix.

The Witcher: el origen de la sangre (miniserie, Netflix): No entiendo por qué esta serie ha despertado tanto odio. Es cierto que no tiene mucha relación con The Witcher y que parece más una partida de D&D en la que no hay humanos, pero no estaba tan mal. Para mí lo mejor de todo fueron las canciones de Éile y la enana lesbiana que hablaba con su martillo».

Bien. El Avatar del gluglú es eso, estética, manejo de software y de luces. Y peleíllas… No pidáis  más. Tengo suerte, porque, menos The Witcher etc…, me lo he visto todo y coincido con Kate. Ya somos dos. ¿Qué dice el resto?

David Linares: «Pinocho de Guillermo del Toro (Netflix), una magnífica adaptación del clásico cuento de Carlo Colodi, hecha con un hermoso estilo stop-motion. En esta versión, los eventos transcurren en una Italia fascista, donde Gepetto, un padre que perdió a su hijo en la Primera Guerra Mundial, talla a Pinocho para intentar tapar el hueco que ocupaba el hijo. Pinocho va a tener que aprender a ser un niño bueno en un entorno frío y crudo con ayuda de Sebastián J. Grillo. La historia es más oscura y realista que la versión de Disney y brinda enseñanzas más allá de la de ser bueno. Una película que es capaz de hacer a los espectadores más sensibles sacar unas inevitables pero satisfactorias lágrimas».

¡Hala que suerte! Esta también la he visto yo. No llegué a las lágrimas pero es que, de viejo, tengo corteza de árbol.

Peña Cid: «Mirad criaturas, no se puede vivir sin haber visto la película El ataque de los tomates asesinos, escrita y dirigida por John de Bello y estrenada en 1978. Yo creía que si hasta que la vi, y entendí que la vida no es lo que nos habíamos creído. Que todo es posible y que si encima la cinta hace miles de referencias a otras películas de toda índole, no hay que perdérsela. Después de verla he sacado dos conclusiones: la primera es que esa peli es un “sujétame el cubata” de los 70 y nadie me va a convencer de lo contrario y la segunda es que no he sido capaz de volver a hacer una ensalada mixta, solo os digo eso. Moríos de miedo en la frutería o de risa en el sofá, lo que prefiráis».

¡No me fastidies, Peña, con lo que me gustan los tomates en ensalada! ¿Voy a tener que conjurar ahora hechizos para poder comer tranquilo?

Alfredo Herrero: A raíz de leer el libro, tocó verse la película Un monstruo viene a verme (Netflix), dirigida por J. A. Bayona. La idea es la misma, pero en mi opinión, mejor transmitida en el libro, que incluye más personajes. Un tema más que importante y que convertimos en tabú: a veces por miedo, otras por marketing.

Esta película me pareció una fantasía, si quieres echarte unas risas, RRR (Netflix) es tu película. Está nominada a los Oscars por mejor canción. La película es de factura India y es una mezcla de mamarracheces imposibles y excusas para que el espectador pase un buen rato.

Este mes me propuse continuar con Ataque a los titanes (Netflix) ya que está disponible la segunda parte de la Final Season. Me gustó, aunque no perdonaré que tenga que esperar a la Final Season 3.1 y la 3.2, anunciadas para marzo y quien sabe cuándo. Un poco decepcionante la espera para el final».

Savia fresca trae Alfredo. Como veréis, hay varias coincidencias en los visionados de pelis. Pero Alfredo nos refresca la tarde con otras propuestas, entre divertidas y serias. ¡A por ellas!

Manuel Linares y Yolanda Fernández: «La verdad es que en el mes de enero no hemos consumido demasiado género, eso sí, casi todo muy recomendable.

Tales de Walking Dead (ACM) consta de seis episodios independientes que retoman la frescura (por decirlo de alguna manera) de los primeros tiempos de Walking Dead. Seis enfoques distintos sobre el apocalipsis en los que los muertos vuelven a la vida. Incluye estudiosos del homomortus y hasta casas encantadas.

También disfrutamos de La Casa del Dragón (HBO), al ser seguidores de Juego de Tronos no nos costó meternos en harina e identificar aquello de las tierras y los lodos. Eso sí, esperemos que no haya más cancelaciones y podamos ver la ira de otra Targarian que no está loca, solo hasta el toto de todo.

En cuanto a películas vimos Pinocho de Guillermo del Toro, pero esa os la cuenta David. Disfrutamos del agobiante silencio de Un lugar tranquilo (Netflix) y sus inquietantes monstruos de oído fino, tenemos pendiente saber si la segunda entrega es tan buena como la primera. Muy recomendable como manual para padres y madres con hijos ruidosos.

En el capítulo de ¡qué necesidad! está Annabelle 3, Viene a casa (Amazon Prime), una manera de estirar el chicle de esas en la que todo encaja para que la tragedia se desate. Para colmo, como diría nuestra amada líder hay exceso de gente viva porque, ya que enfrentas a unos adolescentes a los peores engendros salidos del infierno, algún muerto tendrá que haber, seamos serios».

Ya nos han recomendado arriba un par de estas visiones. Las que quedan, pues… De walking Dead no sé nada. De alguna manera me he negado a ver la laaaarga serie y mucho menos la continuación, como me pasó con Prison Break y otras series de culto (esa del tío que fabrica drogas, mira, que ni me acuerdo del nombre). Pero no es porque sea más listo que nadie. Hasta donde os puedo decir son series muy, muy interesantes, solo que largas, y a mí no me da la vida. Si las veis o las habéis disfrutado, contádmelas, tener misericordia. El resto que nos recomiendan nuestros generosos becarios blogueros me sabe a sangre. A sangre roja y caliente, ¡que rico!

Antía Bacelo (Mundo Gamusino): «Siguiendo la temática de fantaciencia que hemos iniciado la última semana de diciembre, nos hemos visto los episodios I,II y III de Star Wars. Como siempre, nos han gustado mucho y no defraudan, pero que se carguen a Liam Neeson ya en la primera película es algo que no llevamos bien en absoluto. Al menos siempre tendremos a R2D2 para alegrarnos el día con sus movimientos graciosos.

También hemos visto Van Helsing. Esto ha sido una necesidad después de haber leído El imperio del vampiro de Jay Kristoff. Es una de nuestras películas favoritas, con unas interpretaciones espectaculares y una banda sonora de lujo.

Por último, también hemos visto Blade Runner. Esta película la habíamos visto para un trabajo conjunto de inglés y música en el instituto (madre mía si llovió), y no la recordábamos lo bien que nos gustaría, así que le hemos dado un visionado para poder ver en febrero la nueva película que hicieron. Nos ha gustado mucho, aunque estamos acostumbrados a un ritmo de películas bastante más rápido y se nos ha hecho un pelín lenta. Pero Blade runner es una película de esencia, y eso es con lo que nos quedamos».

Se me está viendo el plumero: Leo poco (¿Os habéis dado cuenta, no?) pero me he visto un montón de pelis. Estas que recomienda Antia, en su adorable lenguaje de plural mayestático me has sido muy queridas a mí también.

Jorge Pérez: «Enero, para mí, ha sido el mes Star Wars. Traía empezada del año pasado la serie de animación Rebels, que nos cuenta las aventuras de un grupo que, poco a poco, dan comienzo a la rebelión que todos conocemos por las películas originales. Picado por el gusanillo de la galaxia muy, muy lejana, me atreví con la serie de Disney+ Obi-Wan Kenobi, donde Ewan McGregor vuelve a este personaje en una versión hundida, incluso patética, en la que debe reencontrarse consigo mismo. Puede que la historia cojee un poco y que tenga algunas escenas ridículas (esa persecución de la niña), pero es entretenida. Y Darth Vader siempre mola. Y como me quedé con ganas de más, pues empecé a verme la saga de películas, en orden cronológico: La amenaza fantasma sigue dividiéndome entre «me mola mucho» y «vaya truño»; en El ataque de los clones, por un lado, la trama romántica cada vez me chirría más, pero por el otro me sigue gustando bastante el resto; La venganza de los Sith, salvo cosas puntuales, me sigue pareciendo de lo mejor de la saga (esa Orden 66); con Una nueva esperanza siempre vuelvo a aquellos años en los que me alucinó la existencia de la fuerza y de un tipo malísimo con capa y cascos negros; El imperio contraataca siempre será una gozada, y cada vez que llega la escena de la gran revelación, me pregunto cómo sería descubrir esa sorpresa de nuevo; con El retorno del Jedi, una vez más, me pregunto qué necesidad había de crear a los ewoks (más allá del merchandising, claro está); la tercera trilogía caerá durante febrero. Y como no podía ser de otra forma, también he visto una de las joyas de la franquicia, esa que sirve de prólogo para la Star Wars original: Rogue One. Cuantas más veces la veo, más me gusta y más me reafirmo en que la escena final de Vader es de lo mejor de toda la saga.

Para cerrar mi consumo audiovisual friki, he dejado la serie Miércoles, esa maravilla que, cuanto más avanza, más te atrapa: ese aire a lo Harry Potter, esa trama misteriosa, los guiños a La familia Addams… Un gran acierto en todos los sentidos».

De bien en mejor. A las pelis de STAR WARS que recomienda Antía se suman las de Jorge, completando las seis primeras, con los añadidos de series y Rogue One.  Casi todo. Miércoles, desde que me di cuenta que bailaba mejor que yo, es mi ídola.

Pero… algún día os hablaré (otra vez, mientras ver mi artículo sobre ello en el blog) sobre la saga de STAR TREK, que tenéis tan injustamente olvidada, visionadores míos.

José Luis González: «Os diría lo que he visto yo este mes, pero parte ya está reseñado. Una peli que me dejó indiferente, El Apagón (HBO), protagonizada por un hobbit. La vi para añadir a mi conocimiento algo referente al tema del apagón eléctrico en el mundo. Ya hablé del comic basado en una novela de Barjavel, posteriormente ha habido alguna serie sobre el tema y, creo, alguna película más. Esta no es la mejor.

Estoy seguro que en febrero alguien nos hablara de la MAGNIFICA  serie The Last Of Us. Una serie de los más creíbles zombis jamás filmados. ¡Basta de muertos vivientes porque sí o por escusas peregrinas! Si alguna vez os muerdo, será porque soy un zombi surgido de The Last Of Us. Cuidaros.