Autores Socios/as

Conoce a Patricia Reimóndez, una entrevista de Jose Luis González

Patricia Reimóndez nació en Ponferrada (León) en 1978. Estudió postproducción audiovisual en la Escuela de Cine de Ponferrada, que ya no existe como tal. Desde entonces ha trabajado en varios documentales entre ellos La luz oculta y Los ojos de la guerra  y ha codirigido uno propio, Perdices.

Pronto surge la necesidad de escribir sus propias historias. Los primeros relatos se publicaron en las desaparecidas revistas Argonautas y Alfa Eridiani. También participó en la I Antología Argonautas de la editorial de la revista, que ya no existe. Patricia promete que no es gafe, y la prueba es su siguiente historial.

Más recientemente fue seleccionada en las antologías de la Asociación de Castilla y León de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror (CYLCON) Kalpa V: Relatos de naves nodrizas en Castilla y León y Cylcon I: Forastero en tierra extraña que se publicará próximamente. Ha autopublicado el relato de ciencia ficción Error 404, disponible en Lektu. Y en su blog, deprincesasymeigas.com, escribe sobre cine, series, libros, videojuegos y de vez en cuando, publica relatos propios, incluida una novela por entregas que se mueve entre la fantasía y la ciencia ficción: La maldición. Nía su primera novelette de fantasía ha sido publicada en marzo de 2022 por LES Editorial.

Podemos conocer mejor a la autora a través de los contenidos de su blog, deprincesasymeigas.com, donde habla más de sí misma; y en la siguiente entrevista, donde habla de sus inquietudes como escritora.

Redacción: «En tu pequeña biografía del principio ya nos cuentas cual es la base de tu formación y los lugares que han visitado tus primeros textos, pero hay algo que distingue, siempre, el alma de una escritora. Vamos a intentar que nos lo cuentes. Cabría esperar que tus relatos tuvieran mucho de la estructura de un guion (no tiene que ser cinematográfico) y así parece en tus primeras publicaciones, relatos cortos bien estructurados, con finales interesantes. ¿Las historias que cuentas en esos relatos, de dónde surgen, qué necesidad tienes por contarlas?»

Patricia: «La mayoría de esos primeros relatos salieron de un taller de escritura creativa. ¿Por qué me apunté a ese taller? Yo ya había escrito guiones como trabajos para la escuela de cine o como colaboración en cortometrajes de bajo presupuesto. Desde muy pequeña soñaba con hacer películas, ganar un Goya… Soñar es gratis, ya sabes. Pero un guion, al final, es una historia que necesita ser completada con medios técnicos y humanos nada fáciles de conseguir. Hay muchas formas de contar historias, si hubiera tenido un mínimo de talento para dibujar, habría acabado haciendo cómics o novelas gráficas. En el fondo, lo único que yo quería era crear mis propias historias, así que probé con la narrativa, pero necesitaba aprender y mucho, y nada mejor que un taller de escritura y comenzar por un formato corto como el relato. ¿Qué necesidad tengo de contar lo que cuento? Pues lo hago para hacer ciertos sueños tangibles, plantearme preguntas, explorar otras realidades, mostrar mi forma de entender el mundo o simplemente porque me apetece y, aunque me cueste mucho, es muy divertido y emocionante.»

R: «Otro aspecto interesante es que usas mayoritariamente protagonistas femeninas, al menos en los primeros relatos. ¿Te sientes mas cómoda con eso, es un modo de demostrarnos que no tienen que ser siempre protagonistas masculinos?»

P: «¿Hace falta demostrarlo? Hay un millón de historias que no tienen por qué tener solo o mayoritariamente protagonistas masculinos. Y no solo eso. Tampoco tienen por qué ser blancos ni heterosexuales ni jóvenes. No tienen por qué tener cuerpos normativos, ni ser normativos en cuanto a sus capacidades físicas o intelectuales. Yo creo que la diversidad y el mestizaje enriquecen al arte y a la sociedad. No somos iguales y eso debería reflejarse en las historias que se cuentan. Crecí rodeada de libros, películas, series de televisión y videojuegos con un único y mayoritario punto de vista. Cada historia que lees, ves o juegas para mí es como vivir una aventura. Escribir es crear tu propia aventura y prefiero una que no haya vivido ya cientos de veces. Además, muchas de esas historias reflejan cómo mis vivencias han moldeado mi forma de ver el mundo y de sentir, y yo soy una mujer lesbiana que creció en una ciudad pequeña. Siempre habrá mujeres protagonistas en mis historias, mujeres diversas, como también habrá (y hay) hombres diversos. Y muchos de esos personajes son y serán reflejo de personas que he conocido o conozco, hasta los habitantes sin género de planetas lejanos.»

R: «En tus relatos mas largos, el entorno de la narración, los lugares dónde esta se desarrolla, cobran interés, sirviendo bien para arropar las historias, para situarlas, pero una vez más aparece lo que creo que es una virtud incipiente: una cierta limpieza de paisajes, de lugares, descripciones someras, sin apenas florituras, que no distraen sobre el contenido de la historia. ¿Esto te sale así de natural o necesitas trabajar esos paisajes, esos escenarios?»

P: «En los relatos más largos es normal que el escenario tenga más peso, tienes más espacio para desarrollar el mundo que rodea a los personajes. También depende de lo importante que sea ese mundo en el desarrollo de la historia y si es más o menos ajeno al lector. Si es un lugar totalmente inventado requerirá más detalles que si fuera uno más común que con un par de pinceladas ya formas una imagen clara en quien lee. He tenido que trabajar mucho esta parte más descriptiva porque no me salía natural, como tú dices. No me suelen gustar los grandes párrafos descriptivos, me atraen más las lecturas que entremezclan el entorno, que lo van dibujando de manera fluida, entrelazada con el resto de narración. Y esto último es lo que intento. Poco a poco creo que lo voy consiguiendo y que cada vez me va saliendo mejor. Al menos yo me siento mucho más cómoda que antes con esta parte de la escritura.»

R: «Otro tema que me gustaría destacar: Los diálogos de tus historias también son limpios, directos. Huyen de frases a medias tintas, aquellas que todos decimos que son “para interpretar por el lector”. Bien pareciera una virtud de la escritora, pero yo quiero saber hasta que punto cuidas esos diálogos, ya que son siempre el sustento de las historias.»

P: «Creo que de esta parte, la de los diálogos, tiene mucha culpa no solo mi formación audiovisual, sino todas mis referencias televisivas y cinematográficas, incluso el teatro, tuve una época en la que me gustaba mucho leer teatro. Escribir los diálogos es la parte que siempre me ha resultado más fácil, al menos en los primeros relatos, porque con el tiempo también he aprendido que deben mostrar cómo es cada personaje, al igual que sus gestos o sus acciones. Así que, ahora los cuido mucho más que antes, los reviso más, etc., como el resto de la narración. Si los diálogos son el sustento de mis historias, como dices, creo que es porque los personajes son lo que más me importa de ellas, lo que más me interesa.»

R: «No quiero que esta entrevista transcurra entre “los géneros”. Quien escribe, escribe; y escribe lo que necesita escribir. Luego surge el género como paisaje para soportar la  historia. Por eso no te preguntaré en qué genero te sientes mas a gusto, o sobre que genero quieres escribir. La pregunta correcta, y la difícil de esta entrevista, es ¿Qué historias tienes dentro de ti, que quieras sacar, que quieras trasmitir, que quieras contarnos? ¿Te interesan las relaciones sociales, las jerarquías, aquellas injusticias, estos descubrimientos?»

P: «Sí a todo, jajaja. Me interesan las personas y los vínculos que se crean entre ellas, sí, mucho. Como también imaginar cómo sería el mundo cambiando la estructura social, por ejemplo, o quizá solo una parte de él. Pensar en diferentes ciudades o países o reinos con distintas reglas. ¿Qué harían las personas que viven en unos y otros? Las que encajan en esas reglas y las que no.  Los descubrimientos científicos, los cambios políticos y sociales, las injusticias… Sí, todo eso me apasiona, pero, sobre todo, reflexionar en cómo afectan a determinadas personas, personas como las que tengo a mi alrededor.»

R: «¿De dónde te vienen las inspiraciones, la musa, para escribir?»

P: «Pues de los sitios más inesperados, de cualquier lugar. Puede ser una canción como en mi relato Radiocasete, donde literalmente pensé en alguien escuchando Juntos de Paloma San Basilio en un mundo postapocalíptico. Un reto de escritura como en los primeros que escribí. Un recuerdo. La anécdota que me cuenta una amiga. Una noticia o una curiosidad científica. Una pregunta tan sencilla como ¿y si…? Una película, un libro, una serie, un videojuego… La inspiración está en todas partes, lo difícil es hacer que llegue a buen puerto.»

R: «La escritura es un oficio. La mayoría de escritores que conozco trabajan y trabajan sus textos. A pesar de sentirse libres y creativos, hasta las apuestas más arriesgadas las filtran a través de los cánones mas estrictos. ¿Tu corriges y repasas mucho los textos que escribes? ¿Terminas satisfecha cuando uno de tus hijos vuela, como un papel, a las manos de tus lectores?»

P: «Pues repaso mucho, pido opiniones sinceras, vuelvo a repasar. Cambio y corrijo y vuelvo a cambiar. Mi primera novelette Nía que acabo de publicar con LES editorial tiene más de una versión. Versiones que fui escribiendo a lo largo de varios años. Normalmente dejo reposar lo que he escrito un tiempo, me pongo con otra cosa y al cabo de meses vuelvo para revisarla. Salvo los relatos más cortos quizás, aunque tampoco se libran de que los repase una y otra vez. ¿Termino satisfecha cuando vuelan? Pues a veces sí y a veces no. Imagino que esto no solo me ocurre a mí.»

R: «Ahora tienes que contarnos tus proyectos. ¿Cuál es lo siguiente que quieres escribir? ¿Tienes historias nuevas para nosotros?»

P: «Ahora mismo lo primero es promocionar Nía. Buscar sitios para hacer presentaciones, firmas, etc. Menos mal que no me voy a tener que encargar yo sola de esta parte y que tengo a LES Editorial apostando mucho por esta historia. Solo hay que ver lo bonito que ha quedado el libro. Además, también cuento con la inestimable ayuda de mis compañeros y compañeras Cylconitas, de mis amigos y amigas, de la familia y de mi señora esposa que me hace de relaciones públicas con mucho entusiasmo y eficacia. Cuando pase toda esta vorágine, o se relaje un poco, tengo un retelling de cuentos clásicos (y no tan clásicos) en clave de humor que busca casa; un reto personal como es presentarme al menos una vez en la vida al Alberto Magno y, también, revisar La maldición, la novela que fui subiendo por entregas a mi blog y que no deja de ser un borrador bastante elaborado pero que necesita que le pulan ciertas incoherencias y equilibrar los primeros capítulos con los últimos, una vez lo haga podré empezar a buscarle una editorial que quiera publicarlo. Como ves, un montón de cosas.»

R: «Suelo empezar las entrevistas por lo directo. Pero llegado este momento surgen las preguntas que llamo de “lana”. Sirven para rodear de humanidad al personaje de la escritora, como una suave chaqueta de ese tejido. Aquí van: ¿Cuándo empezaste a escribir y por qué? ¿Decidiste pronto dedicarte a la narrativa de ficción o antes quisiste ser poeta? ¿O una autora costumbrista?»

P: «Decidí empezar a escribir en serio, o a aprender a hacerlo, en el año 2010. Como ya he dicho, a mí me gustan las historias y quería contar las mías. Desde muy pequeña soñaba con hacer películas o series de televisión. Quería ser guionista cuando me matriculé en la Escuela de Cinematografía y Artes Visuales de Ponferrada, pero al final acabé estudiando postproducción porque me parecía más práctica para un futuro laboral y porque descubrí que me gustaba tanto como escribir guiones. Claro que, el problema de ser editora de vídeo o montadora es que no trabajas en tus propias historias, sino en las ajenas. Al final, llegó la literatura para rescatar a la soñadora que siempre he sido y permitirle convertirse en una cuentacuentos.»

R: «¿El cine, las películas, tienen que ver con el hecho de querer escribir?»

P: «Sí, claro. Ellas despertaron mi deseo de contar historias. Al igual que las series que me hacían ir corriendo a sentarme frente al televisor. O los videojuegos con los que mi hermano y yo jugábamos. O los libros que había en casa de mis padres o que cogía de la biblioteca o que compraba de oferta ofertosa. Como Frankenstein de Mary Shelley que estaba de descuento en el Carrefour, creo recordar que por entonces se llamaba Continente. Las historias son maravillosas, no importa cómo te las cuenten o cómo las vivas.»

R: «De momento nos conformaremos con estas esclarecedoras respuestas. Está claro que veremos una evolución de Patricia Reimóndez en un futuro no muy lejano. Buenos proyectos, buenas ideas y una gran dedicación a lo que la apasiona. Muchas gracias, Patricia, escritora, por concedernos esta entrevista. Esperamos ir ampliando la bibliografía en el futuro y refrescando esta entrevista. Mientras tanto, recomendamos encarecidamente que te lean. Porque leer es el mejor ejercicio del conocimiento. Y leer a Patricia Reimóndez es, además, gratificante.»

P: «Gracias a vosotros. Me he sentido muy cómoda con las preguntas; incluso he descubierto que hay mas preguntas. Esas para la próxima.»

Bibliografía:

RELATOS

Tempus fugit (2013), publicado en el número 20 de la revista de ciencia ficción «Alfa Eridiani». Lo podéis leer en su blog ya que Alfa Eridani ha descontinuado su página web.

M.E.M. Proyect (2014), publicado en el número 3 de la Revista Argonautas.

Treinta y seis (2014), publicado en el número 4 de la Revista Argonautas.

La tormenta Perfecta (poesía, 2015), publicado en el número 6 de la Revista Argonautas.

A medida (2016), publicado en el número 11 de la Revista Argonautas.

M.E.M. Project y Jota (2014), publicados en la I Antología de relatos y poesía de la Editorial Argonautas (Varios autores).

La señorita Pérez y la tienda de antigüedades (2012), publicado en la primera recopilación de relatos “Móntame una escena” del taller literario de la web «Literautas».

Inmovil (2014), publicado en la segunda recopilación de relatos “Montame una escena” del Taller literario de la web «Literautas».

La última generación (2020) Antología «Naves nodrizas en Castilla y León. Kalpa V».

Radiocasete (2020), publicado en el blog de la ACLFCFT (CYLCON)

ERROR 404 (2021)   autopublicado en Lektu.

Una órbita en Sectus 1912 (2021), de próxima publicación en Antología CYLCON I «Forastero en tierra extraña», ACLFCFT (CYLCON)

La componedora de huesos (2021), en su blog De princesas y Meigas.

NOVELETTES

Nía (2021) publicada por LES Editorial (marzo 2022)

NOVELAS

La maldición (2019-2021), publicada por entregas en su blog De princesas y meigas (fotografía de Ester Valverde)

ARTÍCULOS Para la Revista MIRALES (digital):

La evolución de los personajes LES en las series de televisión.

¿Qué personajes LES nos encontramos en el cine?

Webseries LES.

Cortometrajes LES.

«Carol» de Patricia Highsmith.

«Faking it», la serie que siempre quisiste ver.

«Concussion», una sugerencia interesante aunque poco aprovechada.

«Transparente», la primera serie con protagonista transgénero.

«Tragedy», Helena de Troya en el siglo XXI.

Sugerencias para un maratón de cine lésbico

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.